Netflix intenta darle batalla sin tregua a Chernobyl de HBO. ¿Qué nos ofrece? El ascenso y caída de los Romanov: los últimos monarcas rusos.

Tras el éxito que obtuvo con: Así nos ven, la miniserie basada en el caso real de ‘los cinco de Central Park’, Netflix sigue apostando a las miniseries. De hecho, hace menos dos meses se arriesgó con: El caso Alcasser y fue asertivo.

Entre su catálogo está disponible  el docuficción sobre la última familia real rusa, los Romanov. Bajo el título: Los últimos zares y estos son los motivos por los cuales a nuestro criterio deberías darle una oportunidad.

Resultado de imagen para los ultimos zares netflix

La trama. La historia de los zares no necesita efectos dramáticos, porque le sobran. En el periodo de entreguerras, los monarcas rusos vivían rodeados de glamour, mientras la economía rusa se hundía sin salvación. La hambruna, las conversiones religiosas, la guerra con Japón, la enfermedad del heredero al trono, una revolución efervescente, la barbarie esclava de los transiberianos, un monje con supuestos poderes curativos y su asesinato el cual puso fin a todo lo anterior aparecen en los seis capítulos que dan forma a esta ficción.

Muchos matices. En la visión de Netflix se han esforzado por captar los muchos matices que desencadenaron la revolución rusa. Para ello han contado con el asesoramiento de numerosos historiadores que ayudarán a acotar la realidad sin pasar por alto aquellos detalles que facilitan la comprensión de este conflicto. De hecho, han puesto como objetivo: moverse entre el documental y la reconstrucción, y para ello han contado con un reparto de altura y con escenarios y vestuario muy realistas.

Resultado de imagen para los ultimos zares netflix

La presencia estelar de Rasputín. Más allá de los zares, o de Anastasia de la que se han hecho numerosas películas y musicales, debido a la leyenda de que esta  sobrevivió a la masacre familiar–, existe otro personaje que se ha ganado la atención de los conocedores de esta historia: Rasputín. Este monje consiguió hacerse imprescindible para la familia real rusa, al principio por ser quien curaría la hemofilia del heredero y, después, por convertirse en el consejero de la zarina Alexandra. 

Seis capítulos que van de menos a más ideal para los fanáticos de la  historia y de las grandes revueltas sociales, si la serie tendrá éxito solo el tiempo y publicó lo dirán. 

Desde Facebook
- publicidad -