En cinco episodios, la plataforma de streaming revive el crimen que tuvo en vilo a España en el año 1992. Estos capítulos detallan cómo actuaron los medios de comunicación y el papel que los mismos jugaron para que este caso no sea tratado como se debe.

Casi 27 años después de la desaparición de Toñi Gómez -15 años-, Desirée Hernández y Míriam García -ambas de 14 años-; Netflix estrena el documental. Todo comenzó el 13 de noviembre de 1992 y luego de tres meses de búsqueda, fueron halladas sin vida y con signos de violación el 27 de enero de 1993 en el paraje de La Romana. Dos de ellas fueron decapitadas.

La serie ofrece material inédito, ya que contiene 58 testimonios e imágenes de la época que no se habían visto. Además, cuenta con las 400 horas de grabación del juicio. Las teorías que mantuvieron Fernando García, el padre de Míriam, y los periodistas Juan Ignacio Blanco en el ‘Mississippi’ de José Navarro, Francisco de Asís Lobatón en ‘¿Quién sabe dónde?’ y Nieves Herrero en ‘de tú a tú’ regresan a los medios. El morbo y sensacionalismo que la serie critica, vuelve para atrapar a la audiencia.

Solo hubo un condenado (a 170 años de cárcel) y fue Miguel Ricart, que salió de prisión en 2013. El otro considerado autor de este suceso, Antonio Anglés, huyó y su paradero es desconocido hasta el día de hoy.

Luego de un año y medio de producción, de 228 horas de grabación y más de 5500 folios desarchivados, la docu-serie dirigida por Elías León Siminiani y producida por Ramón Campos, fue estrenada a nivel mundial y obtuvo una gran critica. 

Desde Facebook
- publicidad -