Netflix estrenó la nueva película de George Clooney y estuvimos en la conferencia de prensa con los protagonistas. 

“¡Hola, hola!”, suena la voz de George Clooney al otro lado de la pantalla probando el micrófono y no es para ofrecernos un Nespresso, sino para recibir a la prensa y conversar sobre su nueva película, “Cielo de Medianoche”. Lo acompaña la carismática Felicity Jones que no dejará de sonreír ni un segundo durante los 40 minutos de la entrevista, David Oyelowo, Kyle Chandler, Demián Bichir, Tiffany Boone y la pequeña Caoilinn Springall que con tan solo siete años ya se perfila como una de las grandes promesas de la industria. 

Hola, hola, George”, los periodistas nos morimos de ganas de responder cuando dice las palabras en castellano, en respuesta al saludo de Birchir. Lamentablemente, ellos son los únicos que tienen los micrófonos habilitados para esta conferencia virtual en la que tuvimos la posibilidad de participar. Mientras tanto, Felicity sigue sonriendo. 

La película dirigida y protagonizada por el mismo Clooney es una eterna reflexión sobre el daño que las personas le hacen al planeta y qué respuestas intentará encontrar la sociedad el día que sea demasiado tarde. Si bien es una odisea metafórica sobre el destino que le espera a la raza humana si no se toma conciencia de los actos, también es una historia de amor y esperanza. 

El doctor Augustine, un investigador ubicado en algún punto recóndito del ártico parece ser uno de los pocos sobrevivientes a un cataclismo global. Al menos eso cree hasta que descubre que, al partir el último grupo en busca de un refugio, han dejado una pequeña niña atrás con la que de repente tiene que lidiar. Esta dinámica hará un poco menos espesa las horas que pasará intentando lograr su verdadero objetivo: contactar con una nave que se encuentra en dirección a la tierra regresando de una misión espacial, para informarles de la situación que encontrarán al llegar a casa. Los tripulantes lidiarán con sus propias historias, convirtiendo el filme en un híbrido de géneros enmarcado en una fotografía preciosa, donde cada encuadre es una obra de arte y cada diálogo una muestra de empatía con el ser humano. 

-

George ¿qué quisiste sumarle a este género cinematográfico con Cielo de Medianoche?

Al principio queríamos hablar de lo que el ser humano es capaz de hacerle a la humanidad y pensamos en toda la furia y el odio, no solo en Estados Unidos, sino en todo el mundo, y como seguimos con esa intolerancia durante 30 años, no es inconcebible que de una forma u otra terminamos volando todo. Cuando terminamos de filmar llegó la pandemia y se volvió muy claro que la historia de repente trataba sobre nuestra desesperada necesidad de estar en casa cerca de la gente que amamos. También de la forma en que nos comunicamos, como estamos haciendo ahora en lo que es posiblemente la conferencia de prensa más rara en la que he estado en mi vida (risas).

Una de las particularidades que convierte a la película en un evento especial del 2020, es que muchos aseguran que se adelantó a la pandemia con su temática apocalíptica. Una sociedad completamente devastada por el accionar humano, pero contado desde historias muy simples de fraternidad y compañerismo. Esta es justamente una de las cosas que llevó a Felicity a embarcarse en este proyecto tras leer el guión. “Lo que más amé del film es que tenía un micronivel de ser una historia sobre problemas realmente masivos, planteando preguntas existenciales, el significado de la vida, qué hacemos aquí y por qué estamos, pero al mismo tiempo siendo un drama de relaciones íntimas, tratando de crear conexiones familiares”, explicó Jones.

Además, la joven actriz agregó que el hecho de ir de lo grande a lo pequeño de una manera tan brillante, fue la razón que la llevó a decidirse. ”Ha sido extraordinario cuán relevante se volvió ahora con la situación en la que nos encontramos ahora. Comenzamos haciendo entretenimiento y terminamos haciendo un documental”, reflexionó Felicty.

Y hablando de la vida real, es justamente el personaje de la actriz de 37 años, Sully, el cual sufrió una pequeña modificación de guión a razón de una gran noticia que recibió la actriz a pocas semanas de comenzar los rodajes y así lo relató Clooney

Estábamos a tres semanas de empezar a filmar en Islandia cuando recibí una llamada de Felicity. ‘Estoy embarazada’, me dijo y yo le dije ‘felicitaciones estamos muy contentos por vos’ y de repente hubo una gran pausa (risas). Así que le pregunté qué quería hacer y me respondió ‘seguir adelante con la película’”, relató Clooney entre risas de todo el elenco. 

Intentamos negarlo por un tiempo. intentamos pretender que no estaba pasando, entonces rodamos las cosas tres veces para que no se note. Sin embargo, un día me di cuenta que todo sale mejor cuando uno acepta la realidad y una vez que asumimos eso pensamos ‘la gente se embaraza’. Se volvió muy claro que ese equipo de cinco personas allá arriba en la nave iban a protegerla. El bebé los unió, se volvieron una familia. Entonces, pudimos escribir escenas buscando un nombre para el bebé, o haciendo el ultrasonido, la cual considero es una gran escena. Ellos están ahí afuera buscando una señal de vida y la única señal de vida que obtienen viene desde el interior de Felicity”, reflexionó Clooney.

-

Por su parte, Felicity contó que en un principio estaba muy preocupada de ser despedida cuando contara lo del embarazo. “Así que fue un gran alivio cuando George me hizo sentir completamente cómoda durante todo el proceso”, contó Jones.

Al principio cuando intentábamos que no se note el embarazo me estaba negando un montón de tortas de chocolate, así que cuando dijo que podía estar embarazada en la película me sentí aliviada sobre las tortas (risas). Hemos visto personajes embarazados en películas antes, pero sigue siendo bastante revolucionario, particularmente al ser una mujer embarazada en el espacio.Es bastante extraordinario”, resaltó la actriz mientras el resto del elenco asentía.

Cielo de Medianoche se desarrolla en gran parte en el espacio, y sus actores se encontraron de repente rodeados de cables y desafíos físicos que no habían tenido en cuenta en un primer momento, sin embargo, la calidad audiovisual hace muy difícil no sentirse en plena experiencia con ellos  y esto es algo que fue resaltado notoriamente en la película. 

¿Qué tipo de entrenamiento tuvieron que hacer para interpretar a un astronauta? 

David Oyelowo: Me dijeron que tenía que tener un núcleo muy estable para llevar a cabo este tipo de escenas. El entrenamiento comenzó dos a tres meses antes de los rodajes. De hecho hable con George que ha estado en Gravity y Solaris. Me encontré colgado de cables, los cuales están enganchados a partes de tu cuerpo que no deberían tener esos niveles de presión y menos cuando alguien tira de ellos. Estoy muy contento de que ya tuve a mis cuatro hijos antes de hacer esta película (risas). Se trata de mantener el núcleo tan rígido como sea posible para parecer que uno no pesa nada y flota. Es un gran esfuerzo actuar como que no estas haciendo un gran esfuerzo, así que en un principio fue humillante. Pasé mucho tiempo luciendo ridículo, colgado de cables cabeza para abajo, pero finalmente lo logramos y Tiffany y yo nos hicimos compañeros de cables. Como Felicity estaba embarazada no tuvo que hacer tantas escenas como nosotros.

Felicity: Fue muy duro verlos colgando ahí mientras yo estaba cómodamente sentada en mi silla (risas). 

Tiffany Boone: Mi núcleo es mucho más fuerte ahora que antes, eso seguro (risas). Me acuerdo de estar leyendo la escena y pensar ‘¡que bueno! Tengo una escena flotando. No debería ser muy complicado’. Además, querían que recibiera un entrenamiento. ¡Cool!  Entonces llegó el momento del entrenamiento y el primer día casi me muero (risas). 

David: ¡Literalmente!

Tifany: ¡Si, literalmente! (risas). En el primer ejercicio me pusieron a girar rápidamente y les dije ‘tienen que sacarme de esta cosa ya mismo’ (risas). Tuve que sentarme y frenar porque no podía seguir. Pero para el final éramos bastante fuertes Eso hizo que nos volvamos muy cercanos con David y pudiera reírme mucho de él (risas). Nos divertimos bastante. 

Clooney: Por eso no pusimos a Kyle en los cables (risas).

El actor y director sabe colocar el humor en la reflexión y las tragedias, en algo así como un desahogo emocional para la mente del espectador, al que le permite un pequeño descanso de tanta información abrumadora y las dudas existencialistas que un filme de esta magnitud crea en quien lo vea. Entre las escenas de comedia se encuentra la de la comida. La tierna relación entre el personaje de Clooney y la pequeña Iris, interpretada por Caoilinn Springall, es una bocanada de aire fresco al agobio que vive el protagonista. Caoilinn aseguró que le encantó ver el corte final con todos los agregados por computadora, porque le fascina todo lo que tenga que ver con el espacio. 

Sin embargo, al ser consultada por su escena favorita no dudo en responder “la de la comida”, a la que Clooney renombró como “la escena de las habichuelas”. Casi salida de una película de Felini, ambos personajes tienen una interacción muy divertida, que rompe por completo el ritmo argumental que viene cargando el filme hasta el momento. 

Otra de las grandes secuencias que serán reproducidas dentro de muchos años cuando se cite la película con un pratensis que diga 2020 al lado de su nombre, será la escena en la que los personajes de Demián Bichir y Kyle Chandler cantan “Sweet Caroline” de Neil Diamon. «Cuando George me propuso cantar pensé: ‘por fin, alguien que descubre mi talento”, bromeó Demian sobre la secuencia. 

La película pretende dejar un mensaje esperanzador que queda irremediablemente manchado por una sensación de melancolía agria que se siente en el pecho. Los minutos finales causan cierta ansiedad y desazón, y sobre esto, sin spoilers, reflexionó Felicity Jones al asegurar que la relación entre Sully y Augustine termina en cierta forma, por completarlos, a pesar que no se conozcan, y se encuentren a cientos de miles de kilómetros de distancia  Brinda un sentido de profundidad muy importante para la historia, que de alguna manera termina por resumir la esencia de Cielo de Medianoche. 

La película estará disponible a partir del 23 de diciembre en Netflix. 

Título: Cielo de medianoche (The Midnight Sky) Director: George Clooney // Guion: Mark L. Smith (Libro: Lily Brooks-Dalton) // Fotografía: Martin Ruhe // Música: Alexandre Desplat // Género: Ciencia ficción // Distribuidor: Netflix. Reparto: George Clooney (Augustine Lofthouse), Felicity Jones (Sully Rembshire), Kyle Chandler (Mitchell Rembshire), David Oyelowo (Comandante Tom Adewole), Tiffany Boone (Maya Peters), Caoilinn Springall (Iris), Demian Bichir (Sanchez), Lilja Nótt Þórarinsdóttir, Tia Bannon, Sophie Rundle, Ethan Peck (Agustín de joven).

.

Desde Facebook
- publicidad -