Después de ganar un Emmy el pasado fin de semana, la diseñadora de producción de la serie de Hulu habló sobre su trabajo y sobre cuándo volverán al set para la cuarta temporada. Además, aseguró que podría haber una quinta entrega que no siga la historia de June

Desde que llegó a la pantalla de Hulu, El cuento de la criada se convirtió en una de las favoritas. Basada en la novela homónima de Margaret Atwood, la serie muestra una sociedad que, a partir de una interpretación bastante ortodoxa de la Biblia, se refunda como nación bajo el nombre de Gilead, donde las mujeres no son más que un instrumento de Dios y del hombre.

Gracias al éxito de esa primera entrega, Hulu renovó por dos más a esta historia, y fue a partir de ese momento que Elisabeth Williams se sumó como diseñadora de producción. “Al principio fue difícil adaptarse al estilo de otra persona, pero al ser un éxito, algo tan hermoso, me puso muy feliz ocupar ese lugar. Hacia la tercera temporada sentí que pude evolucionar e imprimir más mi estilo”, contó Williams, que este fin de semana se quedó con un Emmy gracias a su trabajo en el episodio “Holly”.

Si bien no puede contar mucho sobre lo que le depara a la serie, explicó que están un poco agotados de la historia de June, por lo que creía que una quinta temporada podría basarse en Los testamentos, la continuación de El cuento de la criada que Atwood publicó este año. Mientras tanto, Williams contó que “en noviembre empiezan los trabajos de preproducción y vamos a rodar desde marzo a julio del 2020”.

¿Cuánto tiempo les lleva prepararse para la serie?

Sabemos cómo se ve Gilead, no es como una película o una producción que tengo que empezar de cero, entonces es más fácil. Me lleva 3 meses, quizás si hay una primera construcción muy grande el tiempo es importante, pero si no con eso alcanza.

¿Cuánto sirven los libros? ¿Hablaste con Margaret Atwood para tu trabajo?

No hablé con ella, los derechos son de Bruce Miller (el creador) entonces él es con quien hablo para definir cómo se ve todo. El libro es bastante descriptivo, podés sacar información de ahí, pero el resto sale del guión. La producción hace su propia adaptación.

Las colonias fueron tu creación. ¿Qué las inspiró?

Siempre hacemos mucha investigación para lo visual. Como dijo Atwood para su libro, no hay nada que no sea real, ella no crea la historia sino que se basa en ella. En diferentes partes del mundo y de la historia en la que hubo momentos terribles para distintas personas. El desastre ambiental de Fukushima, la Segunda Guerra Mundial, el Gulag Ruso, hay un montón de ejemplos en los que la gente queda expuesta a ambientes insalubres y violentos. Investigamos y elegimos lo que más nos gusta, creando un ambiente de cero.

¿Les afecta mentalmente ver las cosas terribles al momento de crear?

La verdad no me suelo sentir así, me suelo despegar mucho de la producción. Por supuesto entiendo lo que hacemos, pero no me afecta emocionalmente. No es un ejercicio psicológico, soy como una observadora.

Esta temporada hubo un gran set en Washington, ¿cómo fue trabajar ahí?

Fue muy difícil guardar los secretos, había mucha gente pasando sacando fotos y posteándolas mientras rodábamos. La prensa también quería saber qué iba a pasar. Para el monumento a Lincoln teníamos planeado poner un montón de banderas, muchas cosas que sumaran dinámica al set, pero no nos permitieron llevar vehículos, ni poner ningún equipo pesado sobre el mármol. Muchas de esas cosas terminaron agregándose en postproducción, mucho de lo que se ve son efectos visuales.

¿Tuvieron en cuenta esto en el presupuesto inicial?

No, porque originalmente íbamos a hacer todo ahí, cuando todo está en cámara es menos caro. Así que esto hizo que creciera un poco el presupuesto. Sin embargo, me parece que para ese episodio valía totalmente la pena.

Uno de los momentos emblema de la temporada fueron los cuadros con las alas de fondo…

Son como mis hijos, las amo. Las dibujamos y usamos distintas referencias de monumentos, estatuas y cosas que tenían alas. Teníamos que asegurarnos de que fuera nuestra creación, que no estuviéramos robando a otro artista.

La serie gana en dramatismo, ¿cuánto afectan las escenas a los actores?

Es su trabajo, son muy buenos haciéndolo. Por ejmplo, es increíble ver trabajar a Elisabeth Moss, la vez reír, usar su celular, charlar, y cuando le toca trabajar, ¡boom! es June, hace lo suyo y vuelve a ser Elisabeth. Pero hubo algunos momentos de la temporada en la que algunos actores terminaron llorando después de alguna escena en particular. Me dijeron que el día que se terminó de rodar la escena en la que iban a colgar a todas las criadas (S02E01), los actores y los técnicos estaban muy afectados por todo eso.

¿Tienen psicólogos en el equipo para cuando pasa algo así?

No hay pisócologos, simplemente se habla entre todos para relajarse, la gente se desahoga hablando. Por supuesto, saben que es trabajo y que lo que están haciendo es ficción.

Desde Facebook
- publicidad -