Habiendo pasado treinta años de su estreno, “El príncipe de Zamunda” (conocida  también como “Un príncipe en Nueva York”) tendrá su secuela con Eddie Murphy nuevamente en el rol protagónico.

En la primera parte, seguíamos las aventuras del príncipe Akeem (Eddie Murphy) oriundo de Zamunda (reino africano ficticio), quien hastiado de la vida palaciega y de las costumbres impuestas por la corona, decide huir a Nueva York en búsqueda del verdadero amor. Allí conoce a Lisa McDowell (Shari Headley) de quien se enamora perdidamente, pero ocultando su verdadera identidad.

                Paramount Pictures será la encargada de producir la película y la dirección cae en manos de Craig Brewer, con quien Murphy logró buena química en la recientemente rodada “Dolemite Is My Name”. El objetivo sería volver a reunir al elenco original integrado por Arsenio Hall, Shari Headley, John Amos y James Earl Jones.

                La sinopsis de la secuela consiste en la vuelta de Akeem a Estados Unidos, en búsqueda de un hijo perdido de quien desconocía su existencia y quien resultaría ser el futuro heredero de la corona de Zamunda.  Murphy-a través de un comunicado-mostró su entusiasmo frente a la concreción del proyecto:

                “Estoy emocionado de que la película salga adelante finalmente” (…) “Hemos juntado un gran equipo y estoy deseando devolver a estos clásicos y queridos personajes a la gran pantalla”.

                “El Príncipe de Zamunda” fue estrenada en 1988, logrando recaudar 300 millones de dólares y dos nominaciones a los premios Óscar. Sin lugar a dudas con el paso del tiempo se transformó en un clásico entrañable y esperamos de corazón que la secuela pertinente resulte estar a la altura de su predecesora.

Desde Facebook
- publicidad -
Compartir
Artículo anteriorQue digan lo que quieran: Glass amplió la brecha entre el público y los críticos
Artículo siguienteBilly Zane interpretará a Marlon Brando en su biopic
Amante del cine desde temprana edad, todo resultó ser amor a primera vista a partir de Cinema Paradiso. Licenciada en Relaciones Públicas y dejando inconclusa una licenciatura en Historia de las Artes Visuales, sigo reafirmando con el paso del tiempo que mi gran pasión continúa siendo el séptimo arte. Mi gratitud hacia los momentos maravillosos que me regalaron infinidad de películas, fue el puntapié inicial para rendirles homenaje a través de la escritura.