Paramount le cedió a la plataforma la posibilidad de realizar una nueva secuela de la saga nacida en 1984 con Eddie Murphy como protagonista

No pasó ni un mes del estreno de Dolemite is my name que Netflix ya tiene un nuevo proyecto con Eddie Murphy a la cabeza. Se trata de una cuarta película en el universo de Un detective suelto en Hollywood, la franquicia nacida en 1984 de la mano de Paramount.

La plataforma adquirió los derechos para realizar una secuela, con la posibilidad de que sean dos en caso de tener buena recepción. En este contexto, desde Deadline ya dan por sentado que el actor de 58 años se sumará al rodaje.

Según se supo, en Paramount llevaban un tiempo pensando en reflotar la franquicia. A la historia estrenada en 1984 le siguieron una en 1987 y la tercera y última en 1994.

Se trata de la tercera vez que la productora y Netflix se unen para un proyecto, luego de Cloverfield: God Particle y Annihilation; en estos casos, hay que aclarar que las películas ya estaban terminadas y la plataforma tuvo los derechos de distribución. Ahora, la N roja buscará un guionista y un director para realizar todo desde cero.

Por otra parte, no sería la única colaboración que se avecina entre Netflix y Eddie Murphy. Al parecer, el actor estaría interesado en realizar un especial de stand-up, la disciplina que lo catapultó a la fama en la década del 80, donde también fue parte del elenco estable de Saturday Night Live.

Desde Facebook
- publicidad -