El divorcio de una vida normal

Ozark es una serie estadounidense original de Netflix. Jason Bateman quien es el protagonista, también produce y dirige algunos de los episodios.

La serie se enfoca en la familia Byrde, Martin (Jason Bateman), Wendy (Laura Linney), Charlotte (Sofia Hublitz), y Jonah (Skylar Gaertner).

Años atrás Martin se asoció con un respetado capo de un cartel mexicano, Del (Esai Morales), aceptando trabajar para el negocio utilizando sus habilidades como contador, manteniendo un equilibrio cuando el dinero va y viene.

La serie muestra un inicio muy fuerte en donde se presentan secretos, peligro, homicidios, y muchas desiciones mortales, todos de una manera muy realista.

Su ultimo recurso

Los problemas empiezan cuando uno de los compañeros de Martin decidió robar dinero de Del, el cual los asesina a todos a excepción de Martin, quien se salvó al persuadir a Del de que se encargaría de lavar su dinero para aumentar sus ingresos.

Desde el primer episodio el mayor factor es la tensión, los filtros fríos y el trabajo de cámara son una buena combinación para el ambiente de la serie.

Finalmente decide llevar a cabo su misión en el lago de Ozark, pero tiene que llevarse a su familia fuera del peligro, ya que Wendy también se ve involucrada.

Pudo no haber sido la única decisión posible, pero nos deja con ganas de ver que será de Martin y su familia después de ver el peligro que puede acabar con sus vidas.

El negocio familiar

Sus hijos eventualmente se enteran de la verdad, lo que agrega una nueva e interesante dinámica a la serie ya que a partir de ahí ellos formarían parte del negocio.

Los personajes en Ozark son únicos, cada uno tiene una personalidad muy característica y aprendemos sobre sus problemas personales, desde orientación sexual, hasta soledad y abuso.

Los problemas familiares también están presentes, y la serie te hace sentir que todos tienen la razón, aún si se está en contra de otro.

No es un juego de niños.

En esta historia no existen heroes ni villanos, solo el gran negocio.

Ozark nos presenta personajes poderosos con los que no se deben meter, constantemente dan al espectador una sensación de tensión la cual se complementa con la banda sonora, y nos mantiene al borde de nuestra zona de confort, ya que cualquier cosa puede salir mal en todo momento.

La primera temporada de Ozark nos deja con una escénica única debido a sus diferentes características.

Es cruda, tensa, intrigante, realista, con actuaciones impresionantes, personajes e historias diversas, y una trama muy interesante que sin duda nos hace pedir más.

La segunda temporada de Ozark empezó a grabarse en otoño 2017, probablemente salga para finales del 2018 o inicios del 2019.

PUNTUACIÓN: 9.2/10

Su trailer:

Desde Facebook
- publicidad -