Tras unos años en la sombra como uno de los apestados de Hollywood por culpa de errores propios como borracheras varias, divorcios polémicos, detenciones e insultos antisemitas entre otros, parece que Mel Gibson va viendo la luz de la redención poco a poco. Tras haber triunfado con su último film como director, Hasta el último hombre, decidió aceptar un papel secundario pero llamativo en la secuela de Daddy´s home.

Además de permitirle explotar su vis cómica, ésta película le ha dado la oportunidad de conocer a Mark Wahlberg, a cuyo padre interpretaba en el susodicho film. Ahora, Wahlberg, que ha calificado a Gibson como “un individuo peculiar” ha sido quien le ha llamado a filas para que se una a él en el nuevo film de Damián Szifrón, que tras reventar la taquilla y la crítica mundial con Relatos salvajes, se encuentra ya a punto de iniciar el rodaje de su debut hollywoodiense, Six Billion Dollar Man.

La película está basada en la popular serie de TV de los años 70 El hombre nuclear e iba a estar producida por The Weinstein Company, hasta que el dueño de ésta, Harvey El Sucio, suplió curiosamente a Mel Gibson como el nuevo apestado de Hollywood. Fue entonces cuando la Warner Bros. entró en escena y se hizo con la producción de uno de los proyectos que más expectación están causando en la Meca del cine antes incluso de empezar a filmarse. El estreno está previsto para mayo de 2019.

 

Desde Facebook
- publicidad -