El éxito ochentoso tendrá una secuela y Jennifer Grey, la protagonista de la película original, reveló que no reemplazarán a Patrick Swayze.

Dirty Dancing es una de las películas más icónicas de la década de los 80. Esta cinta contará con una secuela, que según su protagonista Jennifer Grey, no tratará de buscar un reemplazo para Johnny, personaje interpretado por Patrick Swayze, quien falleció en 2009 tras una larga batalla contra el cáncer de páncreas.

Además de retomar nuevamente el papel de Baby, Jennifer Grey también será productora ejecutiva. Dirty Dancing fue uno de los mayores éxitos en la taquilla comercial durante el año de 1987, a tal punto que logró ganar un total de 170 millones de dólares a nivel mundial.

Nadie reemplazará a Patrick Swayze

«Todo lo que puedo decir es que no se reemplazará a nadie que haya fallecido. Nunca intentes de repetir nada que sea tan mágico como eso. Solo haces algo diferente”, aseguró Jennifer Grey a People. La actriz interpretó en la cinta original a Baby Houseman, quien se enamora de su instructor de baile mientras visita un lujoso hotel durante el verano con sus padres.

Ambientada en el año de 1963, Dirty Dancing logró excelentes elogios por parte de la critica especializada no solo por el soundtrack, las coreografías o la gran química entre sus dos protagonistas. También es considerada pionera en tocar temas como el aborto, los cuales eran considerados un tabú en ese entonces.

Desde Facebook
- publicidad -