En la ciudad de Texas, Steven Novak, un artista visual, realizó una puesta en escena sangrienta en su casa.

Todos los 31 de octubre se festeja Halloween en varias partes del mundo. En vísperas al día señalado, un vecino lució en la fachada de su casa un festival de sangre y muerte. Recreó a un hombre asesinado por una motosierra y a otro por una caja fuerte que se le cayó en la cabeza, además aparece en su césped un cadáver con un cuchillo incrustado en el cráneo y otro en una bolsa, junto a su lado se encuentran extremidades desplegadas en una carretilla.

Siempre hice travesuras con fantasmas voladores o esculturas de nieve de 2 metros de altura de mí mismo, así que, si iba a hacer Halloween, era obvio que debería ser hiperreal”, sostuvo el artista visual al diario local The Dallas Observer, que decidió colocar maniquíes y gastar 75 litros de sangre ficticia.

Durante estos últimos días recibí la visita de la policía dos veces. A pesar de que han reconocido que les encanta, me han dicho que vienen a casa por orden del sargento”, señaló Steven.

Novak, sin dudas, se convirtió en el artista del terror de cara a este fin de semana y prometió que el próximo año será una puesta en escena mucho más macabra que la realizada.

¿Qué les parece, cinéfilos?

Desde Facebook
- publicidad -