El 6 de diciembre llegó a Netflix  Marriage Story, la nueva película de Noah Baumbach protagonizada por Adam Driver y Scarlett Johansson. Que el estreno haya sido en la plataforma generó que miles de usuarios ya la hayan visto y en las redes sociales se esté hablando de la escena en la que Charlie, el personaje de Adam Driver, canta ‘Being Alive’.

En “Historia de un matrimonio”, Charlie es un hombre que se está divorciando de su pareja, Nicole (Johansson). En el tramo final de la película, Charlie está con unos amigos de su compañía de teatro hablando sobre el proceso de separación y el hecho de que Nicole se haya quedado con el sofá de su casa de Nueva York —y pese a que ella viva en Los Ángeles. Driver se disculpa con sus amigos por aburrirles y pedirles que sientan lástima por él con esa historia. Entonces, empieza a sonar un piano y Charlie reconoce las notas de inmediato. Es ‘Being Alive’.

La canción ‘Being Alive’ pertenece al musical Company, estrenado en Broadway en la primavera de 1970. Está escrita y compuesta por el icónico Stephen Sondheim, conocido por haber compuesto otros aclamados musicales como Sweeney Todd e Into The WoodsCompany sigue la historia de Robert, un hombre que acaba de cumplir los 35 y vive rodeado de amigos casados mientras él sigue siendo incapaz de comprometerse a una relación de larga duración.

‘Being Alive’, que en español significa “Estar vivo”, es una canción que Robert canta también en la parte final del musical. El protagonista se pregunta en voz alta qué es lo que gana uno casándose y empieza a cantar todas las trampas y peligros que percibe en el matrimonio. Llegado un punto de la canción, Robert hace una transición y expresa en cambio el deseo de abrazar una relación, de aceptar que quizá sí es posible ganar algo de un compromiso, sea placentero o doloroso.

Pero ‘Being Alive’ no siempre iba a ser esa canción. Según apunta la periodista Ashlee Lee en un artículo para The Los Ángeles Times, Sondheim había compuesto otra canción para finiquitar Company‘Happily Ever After’. El tema llegó a ser definido como “la canción más agridulce e infeliz jamás escrita” que además dejó devastadas a las audiencias que vieron la primera versión del musical. Sondheim después reescribió ‘Happily Ever After’ y de ahí nació ‘Being Alive’.


Lo que hace más relevante el uso de ‘Being Alive’ en Marriage Story, señala Lee, es que el personaje de Charlie canta la canción en un punto de la película en el que Driver ya ha firmado los papeles de divorcio. Es decir, que lejos de cantar con esperanza hacia un posible futuro junto a otra persona, la interpretación de Driver entraña una complejidad doble. Por un lado, la melancolía y nostalgia por lo que no terminó de funcionar con Nicole. Por el otro, la esperanza por lo que sí puede funcionar en el futuro con otra persona sabiendo lo que no funcionó con su exmujer.

Como concluye Lee, y es algo que queda claro por la escena que cierra la película, los personajes de Charlie y Nicole siempre estarán ahí el uno para el otro. Lo canta Charlie en ‘Being Alive’: “Siempre estaré ahí, tan asustada como tú, para ayudarnos a seguir vivos”.

Te dejamos una gran versión de Being Alive y su letra completa para que la analices:


Alguien que me sostenga demasiado cerca
Alguien que me haga daño demasiado profundo
Alguien que se siente en mi silla
Y arruinar mi sueño
Y hazme darme cuenta
De estar vivo
Estar vivo

Alguien me necesita demasiado
Alguien me conoce demasiado bien
Que alguien me tire corto
Y me puso a través del infierno
Y dame apoyo
Por estar vivo
Hazme vivo
Hazme vivo

Confundirme
Burla de mí con alabanza
Deja que me use
Varía mis días

Pero solo
Está solo
No vivo

Alguien me llena de amor
Alguien me obliga a preocuparme
Alguien me dejó pasar
Siempre estaré allí
Tan asustada como tú
Para ayudarnos a sobrevivir
Estar vivo
Estar vivo
¡Estar vivo!


Desde Facebook
- publicidad -