La serie que adapta las novelas de Tana French debuta el domingo en Starzplay. El protagonista contó cómo fue trabajar en la producción y arriesgo una teoría de por qué nos gusta tanto ver historias con un trasfondo bien oscuro como el de la desaparición de niños

Nacida originalmente de una colección de libros de Tana French, Dublin Murders es la nueva apuesta televisiva de Starzplay que llegará a la Argentina este domingo 10 de noviembre. A lo largo de 8 episodios, la trama se centra en dos investigaciones de asesinatos que llevan adelante los detectives Rob Reilly (Killian Scott) y Cassie Maddox (Sarah Greene). Como suele suceder, la oscuridad de los hechos termina confirmando que las muertes y desapariciones de chicos no fueron situaciones aisladas y dependerá de ellos descubrir qué las vincula.

Coproducida con la BBC, la serie apunta a seguir conectando de la forma que vienen haciendo varias de las ficciones que se suelen importar desde Reino Unido. Con un nivel de producción que se asemeja mucho a lo que se puede ver en cine, Dublin Murders muestra a dos oscuros detectives con problemas más allá del trabajo.

Uno de ellos, fue interpretado por el irlandés Killian Scott, quien se grabó para la audición y a las dos semanas tuvo que viajar a Belfast, Irlanda del Norte, donde durante 7 meses se llevó a cabo el rodaje. En el medio, fue muy importante la conexión con su colega Sarah Greene, con quien el actor aseguró que le encantaría volver a trabajar. En este sentido, si la recepción es como la esperada, ¿por qué no pensar en una nueva temporada de la serie?

¿Cómo llegaste a la serie, qué te atrajo?

Recibí el guión del primer episodio y de inmediato me gustó el personaje, Rob. Me parecía una buena oportunidad para trabajar con Sarah Greene, que es una actriz excepcional. Me parece una historia interesante con dos detectives que se meten en el bosque a investigar el asesinato de una niña y descubren que puede estar conectado a un caso de 20 años atrás, en el que niños desaparecieron en el mismo bosque. Pasé mucho tiempo leyendo los guiones y comprender al personaje se me hizo natural. Tuve que trabajar con una coach de dialecto para ayudarme con el acento británico. Hay muchos detalles pequeños, pero creo que tiene buen guión, lo que hay que hacer está en la página, si pasás el tiempo suficiente, sale solo. Siento que no tuve que hacer nada extra, como ir a una comisaría, o ver a detectives, se me dio naturalmente.

¿Qué podemos esperar de la serie?

Es un thriller psicológico que me parece que está muy bien filmado, parece cinemático. BBC y Starz prestaron mucha atención a ese valor de la serie, se ve hermoso. Es un cast casi completamente irlandés, me entusiasmó mucho, espero que a la gente le guste.

¿Leíste el libro? ¿Te ayudó a preparar el personaje?

Leí el primero, In the woods, que básicamente es la historia y la perspectiva de Rob, así que fue muy útil para entender algunas cosas y al personaje. Pero no podés fijarte en eso y el guión a la vez, así que cuando empezó el rodaje tuve que dejarlo a un lado y usar el libreto. No tomé notas mientras lo leía, pero de nuevo, es porque por alguna razón la preparación del personaje se me dio de manera natural.

¿Cómo se dio la química con Sarah Greene?

Fueron 7 meses y por suerte nos llevamos bien de inmediato. Nunca trabajé con alguien que se relajara tanto, que fuera tan tranquila. Interpretamos a dos personajes muy oscuros en un mundo oscuro, por eso es importante mantener una actitud positiva fuera de cámara, y entre cada escena. Se hizo muy fácil, fue divertido y nos apoyamos mutuamente. Fueron meses rodando en una isla fría y húmeda, eso se puede volver agotador, pero nos entusiasmaba el trabajo y me encantaría volver a trabajar con ella.

¿Por qué creés que nos gustan tanto estas series más oscuras, que combinan misterio, asesinatos y suspenso?

Creo que nos interesa ver como la gente se embarca con valentía en algunas situaciones complejas, ver cómo reaccionan y esperar que pueden salir. Nos gusta esa senación que genera el poder verlas desde la seguridad de nuestro sillón.

Pasa mucho con las series británicas que son muy bien recibidasen todo el mundo. ¿Qué creés que tienen estas producciones?

Las que tienen distribución internacional le prestan mucha atención a la narrativa, son de calidad, tienen actores excepcionales. Es como con las series norteamericanas que tienen esa distribución. Creo que en todo el mundo se están produciendo cosas de muy buena calidad y es un gran momento para trabajar en la industria.

En esta era de tantas series, es común pensar de inmediato en si vamos a tener nuevas temporadas. ¿Qué pensas al respecto?

Hay más libros, así que la esperanza es que vean la serie guste y se hagan más cosas. La primera temporada abarca los dos primeros libros. Si la gente la recibe bien, es algo que puede pasar, hay que cruzar los dedos.

Desde Facebook
- publicidad -