¿Listos para ver el “gran salto” del actor?

Sin duda alguna Jason Statham (Inglaterra) es sinónimo de acción. Se puede decir que sus interpretaciones no trazan líneas ensortijadas ni nos transportan a lugares desconocidos. La versatilidad actoral no resulta ser su fuerte o al menos aún no nos ha demostrado lo contrario. De rasgos marcados, físico privilegiado y una calvicie que pocos llevan con tanta altura, ha construido de su imagen un producto sumamente taquillero. 

¿Quién se negaría a ser “transportado” por tal personaje? Si llegamos tarde a una reunión laboral, nos metemos en una persecución policial, necesitamos trasladar una suma grande de dinero, o incluso si queremos ir al cine a ver una buena película en la que él no actué.

Uno de los datos curiosos que rodean la vida del británico, es que antes de convertirse en actor fue un destacado deportista. Los saltos ornamentales eran su fuerte y  hasta llegó a formar parte del equipo de natación del Reino Unido. Por los años 90’s, un joven que aun ostentaba su cabello y parte de sus destrezas físicas, lograba llevar a cabo acciones como esta:

Desde Facebook
- publicidad -