Tras su paso por el Festival de Cannes, se estrenó en las salas del mundo el musical que repasa la música y vida de Sir Elton John, uno de los cantantes británicos más importantes de la industria y el único artista en mantener una de sus canciones dentro del Billboard Hot 100 durante 31 años consecutivos.

Hay tanto que escribir sobre este film de dos horas de duración… pero empezaremos por decir que Taron Egerton, el actor que interpreta al protagonista, es la razón número uno para ir a ver esta película. Claro, eso sin contar que sean fanáticos de la música de Elton.

Quizás recuerden a Egerton en películas como Kingsman: el servicio secreto, pero no dudamos ni un segundo en decir que Rocketman será el film que lo eleve a la cima, sin escalas. Es INCREÍBLE la actuación de este actor que además de hacer un enorme trabajo introspectivo para identificarse con Elton, también canta cada una de las canciones que se tocan en la película. Y lo hace maravillosamente bien.

En el festival de Cannes, cantaron juntos. Mirá el video:

Si como varios de nosotros, no saben mucho de la vida y carrera de Elton John, van a tener la oportunidad de conocer muchísimos aspectos personales que hicieron de esta persona el artista que es hoy. La profundidad y sensibilidad que se alcanza en esta biopic es intensa, muy intensa. Lo que vemos en Rocketman es una desnudez espiritual hermosa. Entramos de lleno en la vida y preocupaciones de este niño inglés que debe lidiar con el desamor de sus padres, su orientación sexual, la música, el éxito, el engaño, las drogas y el exceso. Aplaudimos a Elton por animarse a hacerlo frente al mundo y a Egerton por hacerlo carne e interpretarlo tan magníficamente.

*Aprovechamos este apartado para hacer una comparación inevitable con la peli sobre Freddy Mercury y Queen. En ningún aspecto son lo mismo. En Bohemian Rhapsody, ya sea por respeto al protagonista que está muerto o por decisiones externas, nunca se llega a tanto desarrollo del personaje. Hay mucha música, sí. Pero muy poco de los sentimientos y deseos de Freddy. No criticamos, nos gustó mucho, pero Rocketman es mejor.

La narrativa de la película es perfecta. Hay tanta fuerza en cada una de las letras elegidas, que la transición de un momento a otro de la vida de John es muy natural y sutil.

El vestuario, obviamente, es otro de los puntos fuertes y más importantes de la película. Según Julian Day, el diseñador de vestuario, se replicaron más de 50 pares de zapatos y lentes para la filmación. Además, cada look está basado en ropa real que usó Elton pero diseñado especialmente para la película. En este video corto de Paramount Pictures pueden saber más sobre el increíble trabajo de vestuario en Rocketman.

Y qué sería de esta gran historia sinBernie Taupin, el gran amigo y hermano de Elton, con quien lleva trabajando desde los inicios. Esta película también es un homenaje para reconocer y agradecerle a Bernie por su incondicional amistad y compañía aún en los momentos más difíciles y dramáticos de John.

El actor Jamie Bell, de la película Billy Elliot, se pone en la piel de Bernie y hace un gran trabajo. Tanto él como Egerton han tenido la oportunidad de interpretar en Rocketman uno de sus papeles más importantes.

Banda sonora. Impecable. Aunque conozcan dos temas o ninguno, es un placer escuchar cada canción y leer cada palabra. A pesar de tener 50 años de carrera, con esta película Elton John llega a cada uno de nosotros ya sea para conocerlo por primera vez o redescubrirlo. Su vida es ejemplo de superación y grandeza. Al fin y al cabo, su lucha fue y es un poco la de todos: aceptarnos para poder ser nosotros mismos y encontrar nuestro lugar en el mundo.

Desde Facebook
- publicidad -