Esta noche se emitirá el último episodio de la coproducción entre HBO y Sky y en Ucrania ya empiezan a ver el costado positivo de la ficción

Demasiados finales en muy poco tiempo para los que se acostumbraron a consumir series. Al final de Game of thrones de semanas atrás, se le suma el de Chernobyl, que esta noche concluirá tras 5 semanas en la pantalla de HBO. De la misma forma que ocurrió con la ficción fantástica basada en los libros de George R. R. Martin, el éxito se trasladó de la pantalla chica a las locaciones del rodaje que se transformaron en puntos turísticos. Claro que en el caso de la historia sobre el desastre nuclear de 1986 está todo nucleado en un mismo punto geográfico: Ucrania.

Desde Reuters, compartieron una entrevista con el director de la empresa SoloEast Tours, Sergiy Ivanchuk, en donde contó que sus ventas incrementaron un 30% respecto a mayo del 2018 de la mano del Chernobyl Tour con el que recorren varios de los puntos que se pueden ver en la serie. Además, afirmó que entre junio y agosto los ingresos subirán un 40%. Obviamente, este señor no quiere desaprovechar la oportunidad y con sólo googlear el nombre de su sociedad se puede ver que el primer resultado que el motor de búsqueda nos arroja es la oferta para visitar la planta.

Bastan 90 euros por persona, para poder visitar lugares como el monumento a las víctimas, el pueblo abandonado y el búnker en el que se reunieron los políticos para tomar las decisiones en torno al desastre. Este paquete también incluye un almuerzo en el único restaurante de la ciudad y la posibilidad de ver la estructura de plomo que cubre los restos del edificio.

Eso sí, para quienes teman la radiación, desde la empresa aseguran que no hay ningún riesgo y que la exposición es menor a la cantidad sufrida durante 24 horas en casa.

Desde Facebook
- publicidad -
Compartir
Artículo anteriorChris Hemsworth se toma un año sabático
Artículo siguienteSe estrena la serie de Monzón
Convencido de que quería ser periodista desde que tengo 15 años, me vine a La Plata desde Bahía Blanca donde terminé de curtir mis gustos. Con la cara de piedra como bandera y la manija como cualidad característica, estoy encantando de poder hacer esto que me apasiona. Me gusta más el Jim Carrey dramático y para mí es una obligación que hayan visto Perros de la Calle y Pulp Fiction.