Se estrenó la nueva película de Miguel Cohan que tiene como protagonista a Oscar Martinez, acompañado por Dolores Fonzi y Diego Velázquez.

Oscar interpreta a Elías, Dolores a su hija y Diego a su yerno. Juntos conforman una familia que se pone a prueba con la muerte de su mujer, que desata un inesperado entramado de sospechas e intrigas. Sobre este personaje muy particular, hablamos con el actor para que nos cuente cómo logró construirlo y detalles de la historia.

¿Qué fue lo primero que te atrapó del guion?

Lo primero fue, obviamente, el interés que produce la historia por cómo está arquitecturada. Es claramente un thriller y junto con eso me atrajo la dificultad de volver atractivo un personaje no empático en una historia que tampoco es empática, es dura, áspera y oscura.

¿Cuál fue el mayor desafío de interpretar a Elías?

Representar a alguien bastante opuesto a lo que yo suelo ser, alguien tan distinto a mi. Mi personaje es un tipo al que la vida le ocurre, es pasivo en su propia vida. Las cosas le van ocurriendo, desde que comienza la película él está en una situación desesperante en todos los poderes de su vida, desde lo económico hasta el matrimonial, y el no parece tener recursos para torcer su destino y modificar la realidad. Esa era una dificultad muy grande para mi. Cuando un personaje va en pos de algo, desarrolla acciones con una dirección, tiene un propósito, objetivo o ganas de modificar su suerte, es más fácil, pero cuando es alguien que con lo único que cuenta es con su obstinación y su pasividad es más difícil de actuar.

¿No tenes nada en común con él?

No, no.

¿Y con cuál de tus personajes sí te identificas?

¡Qué difícil! Probablemente con el de El ciudadano ilustre… no soy tan fóbico, pero creo que es el que más se aproxima.

¿Cómo fue trabajar con Miguel Cohan este formato de thriller?

Siempre es importante el rol del director pero en este caso era más que fundamental porque la historia no está contada desde la trama, los personajes o lo que a alguno le pasa sino también desde lo estructural, desde la mirada, desde donde se cuenta, por eso era más que importante contar con las consignas permanentes de Miguel porque hay sutilezas muy pequeñas que van tejiendo la trama desde donde se sostiene la historia y el universo de la película. y esas pequeñas sutilezas pasan por una misma situación vista desde dos puntos de vista que ocurre mucho en la película.

Nosotros rodábamos una secuencia repetidas veces y lo que hacíamos era prácticamente lo mismo, lo que decíamos también pero había pequeñísimas sutilezas y su participación era decisiva para darle vida a la historia que el quería contar.

Resultado de imagen para oscar martinez la misma sangre

‘La misma sangre’ tiene situaciones limites que nos lleva a pensar en Relatos Salvajes, ¿ves algo en común entre este personaje y aquel padre que interpretaste?

En mis personajes no, quizás en que es una situación limite que va del comienzo hasta el final y cualquier situación de brote en Argentina remite a aquella película, pero La Misma Sangre es un thriller construido desde el policial, con suspenso. Lo escuché a Miguel explicar que hay dos maneras de contar un policial: una es que el espectador vaya descubriendo lo que pasa y la otra que ya sepa lo que pasó y el interés esté centrado en cómo lo van descubriendo. Este último es el caso, hay una trama donde vos ya sabes lo que ocurrió y lo interesante está en seguir a través de las sospechas, las miradas distintas y como después ese hecho tiene consecuencias superiores.

¿Qué crees que generará en el espectador?

Es áspera y no busca generar mucha empatía. A mi me gustaría que al espectador le pase lo que me pasó a mi, que aún sabiendo lo que iba a pasar me mantuvo entretenido y atrapado desde el primer momento. Lo básico que uno busca cuando va al cine o lee una historia, que te agarre del cuello y te mantenga involucrado hasta el final.

Trailer:

Desde Facebook
- publicidad -