Tal vez muchos no lo sabían, pero Nicolas Cage estuvo a punto de ponerse la capa de Superman. ¡Te contamos todo a continuación!

A fines del 1990, existía la posibilidad de que Superman tuviera una nueva película. Luego de que Christopher Reeve llevase al personaje a los altares, Warner Bros. creía que era momento de apostar por una película muy ambiciosa sobre el personaje. Así surgió Superman Lives, una cinta que tenía como propósito devolvernos al superhéroe más emblemático de DC.

Para la empresa, Tim Burton era el único que iba a poder llevar adelante dicho proyecto. El director, que ya había logrado convertir en un éxito a Batman, tenía toda la confianza del estudio. El papel protagonista iba a estar a cargo de Nicolas Cage, quien por supuesto estaba muy emocionado con la idea. Todos tenían sus contratos firmados y el proyecto ya estaba en marcha.

Este Superman que iban a mostrarnos Tim Burton y Nicolas Cage, era denominado como un auténtico inadaptado. Incapaz de asumir su naturaleza y ante las dificultades para encajar, incluso nos encontrábamos con un Clark Kent que acudía a terapia. La humanización del personaje era la clave para lograr la empatía del espectador. Sin embargo, todo termino patas para arriba.

«Tenía muchísima fe en aquel proyecto y en lo que Tim Burton había planeado. Me habría encantado verla, pero en cierto modo creo que hemos salido ganando con el hecho de que no exista. Ahora la gente puede imaginar cómo podría haber sido y esa imagen es más fuerte que la película misma», reveló el propio Nicolas Cage durante una entrevista. Por supuesto, se trató de un proyecto que le rompió el corazón al actor. Una persona que tiene una gran obsesión con el Hombre de Acero, a tal punto de tener una colección de cómics valorada en millones de dólares. Incluso su hijo se llama Kal-El (nombre kryptoniano de Superman).

A pesar de la emoción de Nicolas Cage y la gran confianza que tenían en Tim Burton, Warner Bros decidió cancelar el proyecto justo cuando iba a comenzar su rodaje. Los elevados costes y el guion de Kevin Smith, no convencía en absoluto al estudio. Para los fans de las películas nunca realizadas, todo el proceso de la película queda recogido en el sensacional documental The Death of Superman Lives: What Happened?


Desde Facebook
- publicidad -