En el natalicio número 39 del británico, repasamos los principales aspectos del film que le dio el Oscar como Mejor Actor en el 2014.

Generalmente, todo actor tiene su momento de gloria y el año 2014 fue el punto de inflexión en la carrera artística de Redmayne. Edward John David Redmayne, nació hace exactamente 39 años en Londres, pero se catapultó a la fama con La teoría del todo, la biopic sobre Stephen Hawking. La cinta estrenada en 2014 y protagonizada por él junto a Felicity Jones, estuvo basada en la autobiografía de Jane Wilde, la primera cónyuge de Hawking. La misma tituló el libro como Travelling to Infinity: My Life with Stephen, el cual publicó en 1999 y actualizó en 2008. La película nos enseña la vida de la pareja desde que se conocieron en 1962 hasta su separación en 1995 y como a los 21 años, Hawking recibe la noticia de que padece Esclerosis Lateral Amiotrófica, mejor conocida como ELA.

Cómo preparó el personaje

La transformación de Eddie Redmayne en Stephen Hawking que puede valer un  Oscar

Las biopics suelen distorsionar la vida de las personas encarnadas, pero esta se adentró tanto en la parte emocional de Hawking, que hasta el mismo Stephen en un mail enviado al director James Marsh, aseguró: “Vi a Eddie Redmayne interpretarme muy bien; por momentos, creí que era yo”.

-

El protagonista tuvo solo un encuentro con Hawking antes de rodar el film; el mismo duró más de tres horas. Además, el actor sometió a su cuerpo a un estricto proceso de cambio para lograr el papel de la forma más convincente: disminuyó su peso en más de seis kilos, entrenó durante medio año con un bailarín para lograr controlar su cuerpo y la postura de Hawking; e interactuó con decenas de personas que padecen ELA. “Fui obsesivo, como lo soy desde niño. No estoy seguro de que lo que hice haya sido saludable para mi cuerpo”, confesó Eddie en el Avant Premier del film.

El papel de Felicity Jones

-

La actriz que encarna la figura de Jane, cobra protagonismo a medida que el deterioro físico de Hawking se acrecienta y la lucha por brindarle fuerzas a su esposo es cada vez mayor. Su personaje es quien brinda el principal punto de vista, convirtiéndose en una multifacética esposa, madre, ama de casa y doctora personal. La actriz logró interpretar con total fidelidad lo solicitado por Wilde en las reuniones con el guionista.

La dirección de Marsh, el guion de McCarten y la musicalización de Jóhannsson

James Marsh, marcó como punto principal el drama de la pareja y sus sentimientos. El film se encarrila en como la enfermedad marca a fuego la relación; y en cómo ambos tratan de superar los obstáculos cotidianos; mostrando la impotencia y la frustración de los dos. El guión de Anthony McCarten quizás es de lo más flojo de la película, ya que resulta demasiado superficial. Su constante enfoque en lograr emocionar al espectador, resulta contraproducente y hasta deja entrever que los protagonistas están forzando sus diálogos. Mientras que la música de Jóhann Jóhannsson es uno de los puntos fuertes. La calidez y los matices de las notas se destacan desde las escenas de Cambridge hasta el final del film, en donde resuenan un piano y un violín acompañando la última etapa.

La realidad según Jane Wilde

-

Según la exesposa del científico dos etapas disienten de los hechos reales: la forma en la que conoció a Hawking y la cantidad incontable de viajes realizados por ambos.

Respecto a su primer encuentro, el film muestra como se conocen en una fiesta en la Universidad de Cambridge; ,mientras que la escritora asevera que se conocieron en su ciudad natal, cuando ella finalizó el colegio y Hawking comenzaba el doctorado en Cambridge

-

En relación a los viajes, Wilde cree que esta faceta fue ignorada por completo. Ella esgrimió con lujo de detalles cada viaje a los productores, pero los mismos desoyeron sus opiniones.

A pesar de estos detalles, la escritora consideró que la película es muy fiel a la vida real por su aspecto emocional.

¿Qué opinan del film cinéfilos?

Desde Facebook
- publicidad -