Hace unos días, Netflix estrenó una nueva miniserie titulada El desorden que dejas y acá te contamos si vale la pena mirarla.

El viernes 11 de diciembre llegó a Netflix la miniserie El desorden que dejas. Esta ficción está a cargo de Carlos Montero, el creador de Élite, y está basada en una novela que él escribió. Una vez más, volvemos a encontrarnos con un grupo de adolescentes que están luchando por encontrarse a sí mismos en el instituto de un pueblo de Galicia.

Esta vez la lucha es más complicada que nunca: Viruca (Bárbara Lennie), la atractiva y enigmática profesora de literatura que marcó la vida de todos con sus clases, se suicida. La encargada de sustituirla será Raquel (Inma Cuesta), una joven insegura que no es bienvenida en el instituto; en su primer día de trabajo, sus alumnos le dejan una macabra nota entre los trabajos: «Y tú, ¿cuánto vas a tardar en morir?».

¿Vale la pena mirar El desorden que dejas?

Una vez conocida la sinopsis, comienza la miniserie de Netflix de la que todos hablan desde el pasado viernes. Si algo es seguro, es que el de El desorden que dejas no defrauda. Bárbara Lennie e Inma Cuesta llevan adelante unos papeles intencionadamente paralelos y los espectadores van a querer saber desde el primer instante qué ocultan los alumnos (encabezados por Iago -Arón Piper) y por qué Viruca cometió ese extraño suicidio.

Inma Cuesta (Raquel) consigue en todo momento que el público empatice con su personaje. La muerte de su madre en el pasado y la lucha constante a la que se enfrenta en el presente con los alumnos, con su marido y con una profesora que se suicidó antes de que ella llegara al instituto, conmueven a todos los que comienzan a conocerla a través de la pantalla.

Durante los ocho capítulos el espectador permanecerá desconcertado pero enganchado a una historia que mantiene el suspenso, que cuenta con una buena producción y que es acompañada por una gran banda sonora de Xoel López. A pesar de que las actuaciones también son buenas y la historia cumple, hay muchas cuestiones que no fueron perfectas para la audiencia, como algunas comparaciones ya muy forzadas entre las dos protagonistas y otros cabos sueltos.

Sin embargo, El desorden que dejas cuenta con buenos trucos durante el desenlace de la historia. Tal vez no es la serie del año, pero sí puede resultar entretenida y atrapante para pasar el rato.

Desde Facebook
- publicidad -