La película de Netflix se estrenó este viernes y hablamos con Rodrigo Santoro, uno de los protagonistas, sobre cómo fue el trabajo con los directores y por qué no se trata de otra película de superhéroes

PROJECT POWER (L-R) JOSEPH GORDON-LEVITT as FRANK in PROJECT POWER Cr. SKIP BOLEN/NETFLIX © 2020

Sí, en Project Power la premisa puede confundir y pensar que estamos ante una nueva película de superhéroes, de esas que se pierden entre tanta oferta, la realidad es que la nueva película de Netflix tiene todo para resaltar por encima de la oferta existente. Primero, porque si bien los superpoderes son parte de la trama, tienen que ver con otro enfoque, uno distinto.

En esta película, nos encontramos en un mundo en el que Nueva Orleans se convirtió en el epicentro del narcotráfico de una poderosa droga que, a través de una pastilla, permite que sus consumidores desarrollen alguna habilidad oculta y puedan utilizarla por 5 minutos; claro que hay una contraindicación un tanto compleja: si tu cuerpo no tolera la píldora, la muerte es inevitable. La frescura de la propuesta radica no sólo en la búsqueda de mirar de qué forma actuarían los humanos si pudieran acceder a este tipo de drogas, sino también en lo estético y en la forma en la que los directores Ariel Schulman y Henry Joost apostaron a contar la historia, con grandes secuencias de acción.

PROJECT POWER (L to R) RODRIGO SANTORO as BIGGIE in PROJECT POWER Cr. COURTESY OF NETFLIX © 2020

Por supuesto, con la frescura no alcanza y la cuota final la ponen los miembros de un nutrido elenco en el que Jamie Foxx y Joseph Gordon-Levitt se llevan los flashes. Entre ellos, también aparece Rodrigo Santoro, quienes algunos podrán recordar por su fugaz paso por Lost y otros lo tendrán gracias a Westworld. Con él hablamos en una entrevista, donde nos contó cómo fue su trabajo con los directores y cómo llegó a construir el personaje para ser parte de este gran film de la N roja.

Desde Facebook
- publicidad -