Netflix acaba de hacer oficial la renovación por una cuarta temporada de OZARK que servirá para poner fin a la historia de los Byrde.

La producción, considerada como la sucesora de Breaking Bad, viene manteniendo un altísimo y sorprendente nivel en sus últimas tres entregas.

Según reveló Variety, el servicio creará un ciclo que contemplará una trama de 14 capítulos, a diferencia de las entregas anteriores que sólo se han extendido por 10 cada una.

La cuarta temporada se divirá en dos tandas de siete episodios. En tanto que desde la plataforma resaltaron la necesidad de darle más tiempo a la historia de los Byrde, para que concluya de manera adecuada.

La evolución del entramado criminal en el que se ve inmerso el matrimonio de los Byrde (interpretados por Jason Bateman y Laura Linney) va evolucionando capítulo a capítulo de manera tan natural que es difícil pensar qué decisiones fueron acertadas y cuáles podrían haberse evitado, para no llegar al lugar que ocupan hoy.  Esperemos que le den un cierre como se merece esta increíble serie.

Desde Facebook
- publicidad -