La serie documental que refleja los últimos años de la carrera de Michael Jordan llegó a su final. Podés ver los 10 episodios en Netflix y te contamos por qué

No importa si no sos fanático del básquet. No importa si no tenés muy claras las reglas. Mucho menos importa si no reconocés al reparto de jugadores que se movieron alrededor de la figura de Michael Jordan. Alcanza con saber que fue uno de los mejores deportistas que nos regaló el universo y se sentó a charlar de su vida y de lo que fue su última temporada en los Chicago Bulls.

La invitación, para quienes se criaron en los 90 adelante de un televisor en el que estuviera Space o el canal que fuera que emitiera algún partido de los Bulls, no puede evitarse. El último baile tiene todos los condimentos para convertirse en una de las mejores historias del deporte, con testimonios de primerísima mano; desde Jordan hasta Scottie Pippen, pasando por Dennis Rodman, Steve Kerr o el que sea que haya sido el rival de turno del astro de la NBA.

En 10 horas, el realizador Jason Hehir se encargó de resumir los años dorados de los Chicago Bulls, que sirvieron como punta de lanza para globalizar a la liga más importante del básquet. Desde los comienzos de Jordan en la década del 80, hasta la última consagración en 1998, el documental atraviesa todos los aspectos que formaron parte de la carrera del deportista; incluso se mete con temas polémicos, como su adicción al juego y una supuesta suspensión que terminó recibiendo de parte del dueño del equipo, hasta el asesinato de su padre. En el medio, por supuesto, para quienes en 1997 tuvimos la suerte, también hay un apartado dedicado a lo que fue el rodaje de Space Jam.

Lo mejor del documental pasa por la épica que transmite en cada uno de los momentos en los que parece que los Bulls y Jordan están por perder el eje, o quedar fuera de competencia. La magia detrás de cada tiro se muestra desde una infinidad de registros audiovisuales y fotográficos -la instantánea con el tiro que significó el sexto anillo es espectacular-, que hacen que a cada instante el espectador sienta cómo se le pone la piel de gallina.

Originalmente lanzado en tandas de a dos capítulos, esta producción de ESPN que a Latinoamérica llegó a través de Netflix atravesó cinco semanas siendo tendencia en redes. Era imposible no ver a fanáticos volcándose a sus cuentas de Twitter a contar impresiones o incluso recordar dónde estaban cuando había sucedido alguno de los tantos momentos que muestra la historia. Claro, que esto no deja afuera -de ninguna manera- a todos los que no llegaron a vivir esa época dorada; la narración está construida de forma tal que aún sin saber qué o cómo pasó, te teletransporta a esos años, a esos estadios. Para esto, la clave está en las participaciones de algunos periodistas que cubrieron cada partido de los Bulls en los 90, así como también los relatos originales de cada encuentro.

Ese tridente que conformaron Pippen, Rodman y Jordan, y que encabezó el entrenador Phil Jackson se suma a revivir una vez más ese último baile que tuvieron en 1998. Con material único rescatado de un equipo de camarógrafos que se encargó de registrar toda esa última temporada, The last dance te deja entre la lágrima de emoción y el grito de euforia en cada final de capítulo, contado como un cuentito de hadas. Al fin de cuentas, parece que así lo fue, esa épica y esa magia que caracterizaron a la carrera de Jordan no hace más que pensar si efectivamente MJ estaba tocado por una varita.

En el siguiente video te dejamos más información sobre la serie documental del momento.

Desde Facebook
- publicidad -