El actor de doblaje le puso su voz a Charlie en la cinta protagonizada por los clásicos juguetes que este jueves llega a las salas del país

Metido en la industria del doblaje desde los 19 años, de la mano de una de las tantas versiones que hubo de los Power Rangers, Ale Graue se hizo camino en la profesión y hoy es una de las voces más populares entre los actores argentinos. En 2012, le llegó la oportunidad de interpretar a Dipper de Gravity Falls, y fue lo que lo instaló como uno de los más respetados en una incipiente profesión que no para de crecer desde la década del 2000.

Gracias a su trayectoria, el director a cargo de doblar Playmobil La Película lo convocó para ser parte del proyecto, en donde hasta tuvo la oportunidad de hacer la traducción de los diálogos y las canciones. “A la hora de grabar siempre se hace algún cambio, pero la traducción es 100% mía”, aseguró.

Este jueves, llegará a las salas la cinta que nos muestra a dos hermanos, Marla y Charlie (a quien Graue le pone su voz), que tras un hechizo se convierten en los recordados muñecos. A partir de entonces, se desata una loca aventura de la que podés ver el tráile a continuación:

¿Cómo te llegó la oportunidad para la película?

El director me convocó para hacer a uno de los protagonistas y me volví loco, me puse a buscar en internet y vi que en Europa se hacía mucho marketing y se esperaba con ansias. Había fans que quería ver la película, fue mucha responsabilidad. Yo también hago traducción y lo lindo fue que pregunté y me dejaron hacerla.

¿Cuál es tu vínculo con los juguetes?

Desde chiquito tenía un montón, pero los más básicos. Siempre quise el barco pirata o la nave espacial, tenía amigos que los tenían y jugaba con ellos. Me encantaba.

¿Cómo fue la avant premiere en México a la que asististe?

Fue la primera vez que nos tocó hacer una película con tanta llegada. Estuve en México donde se hizo la alfombra roja. Es como un tanquecito, la primera vez que se dobla algo tan grande. Ya había hecho otras cosas pero es la primera vez que hago algo para el cine.
Había tenido la oporutnidad de ir, tengo amigos y colegas allá, y cuando me enteré que se hacía la avant no me la quise perder así que me inventé un evento. A veces nos invitan a los que hacemos personajes conocidos, yo tengo a Dipper de Gravity Falls así que me pude armar algo para juntar plata y solventar los gastos. Fue un flash, escuchar los comentarios de los chicos divertidos fue espectacular.

Antes con Dipper y ahora con Playmobil, sos la voz de la infancia de algunos chicos…

Es una locura, con Gravity Falls es una serie que se emite desde el 2012 en el cable y de pronto hay chicos que ya me tienen en su cerebro desde los 6 años, que me escucharon toda su infancia y soy adolescentes. Es loquísimo. Mario Castañeda marcó mi infancia y fue el que despertó mi interés por esto del doblaje. Yo doy cursos y tuve alumnos que se interesaron porque me escucharon en Gravity Falls, algunos que ya empezaron a grabar. Mucha gente no sabe que se hace doblaje en Argentina, con Playmobil hay una gran oportunidad para que nos escuchen.

¿Qué podés decir de la industria argentina de doblaje?

Va creciendo, tuvo un despertar más grande en el 2000 por una cuestión de costos, porque salía más barato grabar acá que en México y empezó a llegar cada vez más material. Yo tenía 19 años y se necesitaban voces y así pude entrar. La clave hoy por hoy está en el ISER donde se da una capacitación pública y gratuita que dura un año, hay que inscribirse y se rinde examen de ingreso, es el paso inicial y es clave.

Desde Facebook
- publicidad -