La cinta protagonizada por Mena Massoud, Will Smith y Naomi Scott recaudó más de mil millones de dólares y en Disney ven con buenos ojos la posibilidad de contar más historias en la pantalla grande

Aunque nadie le tenía fe a la remake de Aladdin que llegó a las salas en este 2019, el público y la crítica le dieron la razón a Disney. Ni lentos ni perezosos, en el estudio empezaron a hacer cuentas y reuniones porque al parecer todo indica que podríamos seguir viendo historias vinculadas a este universo inspirado en Las mil y una noche.

“Cuando hicimos la película, definitivamente queríamos hacer la mejor película posible y dejar que el público nos dijera si querían ver más. Y diría rotundamente que la audiencia quiere ver más. Han visto esta película muchas veces. Tenemos un montón de cartas de los fans sobre personas que vuelven a verla y llevan a sus amigos y sus familiares. Así que tenemos la sensación de que hay más historia que contar. Vamos a tratarla de la misma forma que la original y no vamos a hacer un remake plano por plano de algo que se haya hecho antes. Así que, sin revelar demasiado, estamos explorando hacia dónde podemos dirigirnos con esta franquicia”, aseguró el productor Dan Lin (It: Capítulo 2). Lin se refiere a las dos secuelas que salieron directo a video en la década del 90, El regreso de Jafar y Aladdin y los 40 ladrones.

Estrenada a principios de este año, la cinta protagonizada por Naomi Scott, Will Smith y Mena Massoud logró recaudar más de mil millones de dólares en todo el mundo. En este contexto, hay que recordar que el mes pasado se anunció la idea de realizar una precuela que indague sobre los orígenes del genio.

Desde Facebook
- publicidad -