La aplicación para editar texto fue desarrollada por John August, responsable de grandes libretos como El gran pez, La novia cadáver, Charlie y la fábrica de chocolate o la reciente Aladdin

Nada más tedioso que un procesador de textos sin las herramientas que necesitamos. Si bien la gran mayoría utiliza los paquetes básicos de Office o Pages, cuando la tarea es más específica, como la de escribir un guión, cuanto más intuitivo el programa, mejor.

Así lo comprendió el guionista John August, que durante años estuvo utilizando la aplicación Highland, “pero necesitaba que algunas cosas mejoraran para que fuera la única aplicación que usara para escribir”. Según relató, la principal traba venía de la mano de tener que terminar exportando lo escrito a otro software como Final Draft, por los límites que tenía la plataforma original.

Por eso, decidió proponerle a su equipo ciertas mejoras que terminaron decantando en la aplicación Highland 2; “necesitaba una aplicación que funcionara de la misma forma que mi cerebro”, aseguró. Sin ir más lejos, colegas como el propio Phil Lord (Spider-man: Into the spider verse) lo han utilizado y lo han felicitado por el logro. “Estoy contento porque la gente que estuvo escribiendo las reseñas es gente que usa la app en el cotidiano y tiene una gran comprensión de las cosas con las que tuvimos que pelear para tener lo que necesitábamos al escribir. Había programas que te obligaban a hacer aclaraciones todo el tiempo, cuando estamos en el 2019 y una app tendría que ser capaz de entenderlo por sí misma”, sostuvo August.

Mientras la plataforma original sólo tenía herramientas y templates para guiones, al expandir sus horizontes laborales, escribiendo musicales para Broadway o su propia colección de novelas (Arlo Finch), entendió qué otras opciones serían útiles. “Necesitaba que funcionara bien para otros documentos, como obras de teatro, una serie rodada en multicámara en vivo, muchos usuarios escribían novelas gráficas y cómics y queríamos también que funcionara para eso. El guión es lo más simple, pero las otras eran como formas más ‘evolucionadas’ de escritura y necesitábamos que la app fuera flexible”, aseguró.

Finalmente, también destacó que otra de las grandes utilidades de la aplicación puede ser la de medir estadísticas tan en boga hoy, como la cantidad de líneas repartidas entre hombres y mujeres en pantalla. “Se hacen manualmente, pero con Highland 2 se puede hacer muy fácil, incluso no por líneas sino pór palabras y ver los porcentajes”, resaltó August.

Desde Facebook
- publicidad -