La investigadora de eventos paranormales tenía 92 años y falleció por causas naturales. Junto a su marido sirvió de base para que James Wan construyera uno de los universos del género de terror más populares de los últimos tiempos

Este viernes se confirmó la noticia de que uno de los personajes más populares del género terrorífico había fallecido. Se trata de Lorraine Warren, la mujer que se dedicaba junto a su esposo a investigar fenómenos paranormales y sirvió de inspiración para que se creara la saga de El conjuro.

Lorraine tenía 92 años y se había vuelto mundialmente conocida gracias a el «Expediente Warren», y junto a su marido habían fundado el Museo del Ocultismo, ubicado actualmente en su casa en Monroe, Connecticut. Lindo desafío mirar la saga completa de películas y darse una vuelta por esas instalaciones…

La encargada de difundir la información fue su nieta, Chris McKinnell, que a través de las redes sociales contó que falleció por causas naturales. «Anoche mi abuela, Lorraine Warren, falleció en silencio y en paz para reunirse con su amado, Ed. Fue feliz hasta el último segundo. Ella fue mi ángel y mi heroína, definitivamente será extrañada por muchos», publicó en Twitter.

De la mano de El Conjuro, el matrimonio Warren ganó popularidad entre los seguidores de este tipo de leyendas. El encargado de interpretar a Ed fue Patrick Wilson, mientras que Lorraine fue responsabilidad de Vera Farmiga.

Desde Facebook
- publicidad -