Quentin Tarantino fue protagonista de una de esas historias de acción que aparecen en muchas de sus películas. El director de Pulp Fiction, Kill Bill o Reservoir Dogs se enfrentó a dos ladrones que entraron a robar a su casa de Los Ángeles.

Según informa TMZ, que cita fuentes policiales de la ciudad, dos ladrones entraron por la ventana en el domicilio del cineasta durante la medianoche del domingo. Así, el director, al oír los ruidos, los buscó hasta dar con ellos y después enfrentarlos. La policía no describió la forma en la que Tarantino hizo frente a los ladrones, pero parece que surtió efecto, ya que abandonaron el domicilio. La mala noticia: robaron joyas y otros bienes.

El LAPD está a la caza de un video de vigilancia en el vecindario que podría ayudarles a identificar a los ladrones. Afortunadamente, no hubo incidentes que lamentar.

¡Ánimo Quentin!

 

Desde Facebook
- publicidad -