La 33 edición del Festival internacional de cine de Mar del Plata tuvo el gran privilegio de contar con una clase especial de la cineasta, quien fue premiada por su trayectoria.

En el marco de Charla con Maestros se realizó Phonurgia, la clase donde la directora Lucrecia Martel invitó a reflexionar sobre el tiempo y el espacio abordado desde la perspectiva del sonido en el cine.

La Masterclass se realizó en el Tronador Concert a las 18 horas ante más de 300 fanáticos que, pese a las inclemencias del clima, se presentaron con horas de anticipación para no perderse este gran evento del séptimo arte. 

La directora de La Ciénaga, La niña Santa y Zama, entre otras, recibió el premio a la trayectoria en el cine y en su agradecimiento se introdujo al tema principal de su Masterclass: Se habla mucho de la imagen en cine pero muy poco del sonido y es ahí donde realmente el espectador está inmerso. Me sorprende que se siga usando el sonido solo para hacer más referencial a la imagen. Lo que propongo es pensar al sonido para quebrar esa enorme referencia que tiene la imagen. Creo que hay que sumergir a nuestro espectador en un universo sonoro que ponga en duda la verdad de las imágenes, que permita compartir la experiencia extraordinaria que nos da el cine de comprender que la realidad es una construcción”. 

Tras agradecer el reconocimiento, Martel  continuó con una charla de tres horas en la que destacó su interés por las herramientas sonoras y la poca importancia que se les suele dar. A través de distintas interacciones con los presentes, logró que estos se cuestionen e interpreten la importancia de este recurso: «El sonido es lo que vuelve táctil al cine. Es lo que me organiza narrativamente»

También habló del feminismo y la situación actual, pidiendo a las realizadoras presentes que «no hagan películas de mujeres para demostrar el poder del feminismo, tenemos que construir un lenguaje y no confundirnos, no imponernos a un decálogo de contenido. No renunciemos a esa libertad y al poder que tiene el cine.« Contó que recientemente se presentó en un festival de India en el que todas las películas eran de mujeres victimizadas y resaltó «no nos tenemos que ir al otro extremo, no es eso lo que buscamos. También me cuestionaron porqué siendo feminista Zama era protagonizada por un hombre… hay de todo…». 

Sobre el boom de las series

No es novedad que Lucrecia no es una gran consumidora de las series y en esta masterclass reiteró su postura de que las considera un formato que nos repiten todo el tiempo y que parecen ser creadas por Vaticano ya que considera una fórmula para que las parejas duren más. 

Pese a reconocer que en algunas series ha visto escenas maravillosas, al formato lo considera un retroceso ya que no demuestran algo profundo más que entretener.

Al ser cuestionada al respecto y sobre los nuevos spoilers dijo que «una buena película no puede spoilearse, sin embargo aquellas que apuestan al paraíso (como Bergoglio) sí, porque ya sabemos a donde se dirigen.»

Entre debates, humor y aprendizaje, Lucrecia Martel motivó y cuestionó a cientos de fanáticos que se fueron maravillados con esta charla del MDQFest.

Desde Facebook
- publicidad -