Un ex empleado del estafador que retrata la película, acusa por injurias al actor y al director de El lobo de Wall Street en la Corte de Long Island (Nueva York).

Andrew Greene fue empleado de Jordan Belfort, el conocido como “El lobo de Wall Street” que inspiró la película dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Leonardo DiCaprio. Este ex empleado demandó a ambos por injurias y calumnias, ya que afirma el personaje Nicky Koskoff fue inspirado en él y lo dejaron como un “borracho y degenerado”.

El personaje en cuestión, Nicky ‘Rugrat’ Koskoff, fue interpretado por el actor P.J. Byrne.

Greene mencionó que hicieron una caricatura suya que “sobrepasa los límites de lo permisible” y por esto exige una indemnización de más de trece millones de euros a varias productoras de Hollywood. Entre ellas, Appian Way, la empresa de Leonardo DiCaprio.

La empresa se defendió indicando que se inspiraron en varios trabajadores del entorno de Belfort y usarán la Primera Enmienda de Estados Unidos que asegura la libertad de expresión. De todas maneras Scorsese y DiCaprio deberán declarar en juicio por el caso.

Este no es el primer inconveniente que tiene la exitosa película de Martin Scorsese estrenada en 2013, también tuvo problemas legales por financiación ilícita, fraudes y más, pero ¿quién nos quita este peliculón? 

Desde Facebook
- publicidad -