1859 vistas


En esencia, Fargo no es nada más ni nada menos que una extensión del mismo
universo del filme de los hermanos Cohen de 1996 (película de culto), lo cual hace
que sea una de las mejores opciones al momento de elegir qué ver en Netflix. Para suerte de todos,
respeta al 100 % su humor negro y, por sobre todas las cosas, las escenas de violencia
superliterales e inesperadas.

Introducción Primer Temporada
Lester Nygaard (Martin Freeman), ciudadano de Bemidji, Minnesota, inocente y
sumiso, se encuentra con Lorne Malvo (Billy Bob Thornton), terrible criminal foráneo,
que viene a esta tranquila ciudad a cambiar un poco la rutinaria vida que lleva, en
especial, el departamento policial.

El primer encuentro entre Lester y Malvo se da en un hospital de la ciudad, llevados ahí
por diferentes situaciones. Lester, al haber sido agredido “oralmente” por Sam Hess,
acosador en la primaria, en un cruce de palabras en la calle, debe acercarse al hospital
por un golpe. Por otro lado, Malvo choca en la autopista y debe hacerse ver. Lo más
importante de todo esto es esa charla inicial que pone en marcha su “relación”, en la cual
Lester se abre demasiado contándole todos los abusos que recibía por parte de Sam
Hess cuando iban a la escuela; ahí es donde Malvo le propone un trato digno de un sicario.
Así comienza básicamente la historia de cómo un hombre de afuera domina de forma
violenta el ritmo de vida de una ciudad “común”.

¿Por qué verla?
• El cruce perfecto de personajes magníficamente interpretados: como Lester, el hombre
más inocente de toda la comunidad, y Malvo, un asesino, depredador, despiadado, que
se puede disfrazar de cualquier profesión sin que nadie sospeche que forma parte de la
mafia y que muestra tanta actitud y confianza que es capaz de que te hagas replantear
el hecho de acercarte a hablarle.
• Otros personajes principales como policías novatos, inexperimentados y muy poco
prejuiciosos que te harán pasar horas de diversión y suspenso.
• La estética 100 % noventosa, y ese frío nevado norteamericano en los que nada sucede.

Desde Facebook
- publicidad -