El actor es el anfitrión de la serie de comedia, con sesgos de documental, que revisa el origen de los insultos más usados en Estados Unidos.

La historia de las palabrotas ya aterrizó en Netflix y se convirtió en una gran apuesta para disfrutar durante el día. Se trata de un recorrido audiovisual para adultos, que en su primer ciclo permite conocer el origen y uso de “Fuck” (subtitulado como carajo), “Shit” (mierda), “Bitch” (perra), “Dick” (pene), “Pussy” (vagina) y “Damn” (maldición), y que tiene como conductor a Nicolas Cage.

El actor tiene la misión de presentar cada uno de los seis capítulos, de 20 minutos de duración, de este pseudo documental. En el primer capítulo, dedicado a “fuck”, se intenta buscar su etimología a través de lingüistas, profesores y escritores, algunos de ellos especialistas en la materia.

La historia de las palabrotas también recoge testimonios de comediantes, actores, músicos y gente vinculada con la industria cultural, que explican los distintos usos de la palabra en cuestión. Desde la influencia de Fuck tha police, una canción del grupo N.W.A, que la comunidad negra tomó como símbolo de protesta, hasta la censura que aún persiste en el mundo del cine y la televisión. Y por supuesto que Nicolas Cage fue elegido a propósito para ser el anfitrión de la docu serie, ya que es uno de los cinco actores que más ha puteado en su carrera.

Desde Facebook
- publicidad -