En el mes de la Salud Mental, te acercamos 12 films que muestran diferentes perturbaciones que puede sufrir la mente humana.

La naranja mecánica (1971)

El gran clásico de Stanley Kubrick, nos enseña al protagonista como una persona acostumbrada a la violencia y el descontrol a causa de un probable trastorno antisocial de la personalidad. Al ser encarcelado, prueban con él un método para suprimir los impulsos violentos. El film se centra tanto en los mecanismos psicológicos utilizados como en el papel que juega la psiquiatría.

Taxi Driver (1976)

Tras regresar de Vietnam, Travis Bickle (Robert De Niro) decide trabajar como taxista en la noche de Nueva York, para combatir el insomnio crónico. Travis es un hombre que apenas tiene contacto con los demás, se pasa sus días en el cine y vive pendiente de Betsy (Cybill Shepherd). Pero lo que realmente lo desvela es la violencia y la desolación que dominan la ciudad.

Mejor… imposible (1997)

Uno de los tantos papeles en los que Jack Nicholson (Melvin Udall) ha encarnado a un personaje con trastornos mentales. En este caso, es un famoso escritor de novelas con TOC (Trastorno obsesivo compulsivo), que se cruza a Helen Hunt (Carol Connelly), una mesera que lo atiende en su restaurant. Los ganadores del Oscar a mejor actor y actriz con este film, nos muestran de forma cómica, pero sin dejar de lado la seriedad del tema, la imagen más “simpática” del TOC.

El club de la pelea (1999)

En el film de David Fincher, tenemos dos personajes principales: un narrador sin nombre (Edward Norton) y Tyler (Brad Pitt). Este último, es un hombre sin ataduras que fabrica jabón, mientras que el narrador padece de insomnio y trastorno de personalidad múltiple. Por eso el relator se convierte en Tyler para compensar sus insuficiencias. La película es un fiel reflejo de la enfermedad y representa la intensidad a la que puede llegar este trastorno.

Memento (2000)

Es la película con la que Christopher Nolan saltó a la primera plana. Nos enseña dos versiones diferentes de la misma historia a lo largo de la trama. En color y en blanco y negro, atravesando diferentes líneas temporales, para ponerse en la piel de Leonard Shelby (Guy Pearce), un personaje que sufre de amnesia anterógrada. La misma un trastorno de memoria que impide a una persona crear nuevos recuerdos después de un evento que causa la demencia.

Una mente maravillosa (2001)

Es el drama biográfico del matemático John Nah (Russell Crowe). La historia se basa en la vida del mismo, mientras desarrolla lentamente esquizofrenia paranoide. La película da una visión de cómo aprender a vivir con esquizofrenia y la lucha que John presenta para conseguir lo que desea. El protagonista es representado como un hombre torpe e inteligente que presencia cómo se desmorona su mundo.

Yo soy Sam (2001)

Una de las mejores historias, muestra como un hombre con discapacidad mental interpretado por Sean Penn, lucha por mantener la custodia de su hija. Cuenta con la ayuda de una abogada (Michelle Pfeiffer) que poco a poco se irá amigando con su cliente al verlo como un ejemplo. El trasfondo del film nos enseña la fuerza de voluntad y la motivación que lleva a una persona a romper sus propios límites.


Big Fish (2003)

Dirigida por Tim Burton, vemos una historia de un niño y su padre. A pesar de no tener una buena relación, William regresa junto a su padre Albert tras enterarse de que padece una enfermedad terminal, trastorno esquizotípico de la personalidad. Albert se pasa todo el día contando interminables historias de su juventud y William intentará averiguar cosas que le permitan conocerlo mejor; para ello, deberá distinguir entre cual es la realidad y cual la fantasía.


El diario de Noa (2004)

En un hogar de ancianos, un hombre (James Garner) le lee a una mujer (Gena Rowlands) una historia de amor escrita en su viejo cuaderno de notas. La misma es la historia de Noa Calhoun (Ryan Gosling) y Allie Hamilton (Rachel McAdams), dos jóvenes adolescentes que se enamoraron profundamente y pasaron juntos un verano inolvidable. Una de las mejores historias de amor, en la cual se muestra la esperanza del hombre para que su esposa recuerde lo vivido y así pueda disfrutar sus últimos momentos, ya que ésta padece Alzheimer.

Cisne Negro (2010)

Natalie Portman interpreta a Nina Sayers, una bailarina profesional de New York que padece un anorexia nerviosa y alucinaciones crónicas. La historia se basa en lo que los profesionales de la danza realizan para alcanzar la perfección sea cual sea el precio para conseguirlo. Este es uno de los trastornos alimentarios más comunes y se considera la enfermedad mental más mortal de hoy en día.

Shutter Island (2010)


Dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Leonardo DiCaprio. La cinta nos muestra a Teddy, un agente asignado para investigar una institución psiquiátrica en Shutter Island, después de que un paciente desaparece sin dejar rastros. En el film nada es lo que parece y vemos como el personaje sufre de trastorno bipolar, recordando buenos y malos momentos.

Amor y otras drogas (2011)

La historia relata la historia de Maggie Murdock (Anne Hathaway), una chica que no permite que nada ni nadie la ate a su vida. Pero todo cambia cuando encuentra a Jamie Randall (Jake Gyllenhaal) un hombre simpático y encantador, que vive en el mundo de las ventas farmacéuticas. Al principio todo es color de rosa, pero poco a poco aparecen los obstáculos. Jaime es muy dedicado a su trabajo y Maggie sufre una enfermedad degenerativa, Parkinson.

Han quedado varios films interesantes fuera de la lista, ¿Cuáles agregarían cinéfilos?

Desde Facebook
- publicidad -