El actor, director, productor y guionista tiene una extensa carrera en todos sus roles y hoy vamos a destacar sus mejores trabajos como realizador.

El cineasta canadiense Xavier Dolan comenzó a actuar a sus 4 años en publicidades y, en reiteradas ocasiones, manifestó que desde ese entonces ya sabía que quería dedicarse al cine.

Xavier Dolan en Miséricorde
Xavier Dolan en Miséricorde.

Al día de hoy, con solo 31 años, Dolan lleva en su haber más de veinte películas como actor, dirigió casi una decena y recibió innumerables premios en los más prestigiosos festivales del mundo.

Su opera prima fue J’ai tué ma mère (Yo maté a mi madre), la película autobiográfica que estrenó a los 19 años en el Festival de Cannes, donde fue recibido con gran ovación y se aseguró su lugar con cada película que realiza.

En Cinéfilos, hicimos una selección de las mejores películas que dirigió y escribió el ‘enfant terrible’ canadiense.

Tom en la Granja (2013)

Escrita, producida, dirigida y también protagonizada por Dolan, cuenta la historia de un joven publicitario que asiste al funeral de su novio, que falleció en un accidente automovilístico.

Tom se hospeda en una granja aislada junto con la madre y el hermano del difunto, quienes se encargarán durante casi toda la película de averiguar qué tipo de relación mantuvo él con su hijo.

Tom en la granja.
Tom en la granja.

Tom en la granja es un muy entretenido thriller, cargado de sensualidad y tensión.

Mommy (2014)

La, por ahora, más aclamada de toda su filmografía. Mommy es un drama indie con el que Dolan se llevó el Premio del Jurado en el Festival de Cannes, compartido con (nada menos que) Jean-Luc Godard.

-Mommy-

Mommy cuenta la historia de Steve (Antoine-Olivier Pilon), un adolescente problemático con un trastorno de déficit de atención e hiperactividad y la de su inestable madre Diane, una mujer viuda con una vida caótica, dominada por sus problemas de tabaquismo y alcohol.

Esta película se destaca, además de por su historia nuevamente autorreferencial, por la manera en la que Dolan le da visibilidad al TDAH (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad), por la fotografía y por su soundtrack magistral encabezado por la inolvidable Experience, del italiano Ludovico Einaudi, y acompañado por “Childhood” (Craig Armstrong), “Phase” (Beck), “Wonderwall” (Oasis) y Born To Die, de Lana del Rey, en la épica escena final.

Les Amours Imaginaires, (2010)

Xavier dirigió, produjo y también actuó en esta historia situada en Montreal en la que tres amigos se ven involucrados en un triángulo amoroso.

-

Cuando Marie (Monia Chokri) y Francis (Xavier Dolan) conocen a Nick (Niels Schneider), un chico recién llegado del campo, comienza a surgir entre ellos un vínculo sentimental.

En Los amores imaginarios, Dolan interpela a todos los espectadores que alguna vez idealizaron en su mente algún amor no correspondido (lease: a todos) y le agrega su cuota de sensibilidad que volvió a conmocionar en los festivales y a la crítica especializada que, a partir de este film, comenzó a posicionarlo como «el niño de oro«,»niño prodigio» entre otros apodos de los  que dice renegar al día de hoy.

Lawrence Anyways (2012)

Hasta el momento, ésta es una de las películas que mejor aborda la temática LGBT. Recibió solo críticas positivas y agradecimientos de los colectivos a los que representa y fue premiada en varios festivales, incluyendo el premio a Mejor película en el Festival de Toronto

-

Laurence Anyways cuenta la historia de un profesor de literatura que un día decide confesarle a quienes lo rodean que quiere cambiar de sexo. El profesor es acompañado por su novia durante todo el proceso de cambio y juntos van transformando el amor que se tienen en un vínculo lleno de verdad que atrapa desde la primera escena de la película.

J’ai tué ma mère (2009)

En lo último de esta lista se encuentra su ya mencionada primera película. Yo maté a mi madre cuenta la historia de Hubert, un adolescente de 16 años, un poco complicado, que odia intensamente a su madre.

Yo maté a mi madre - 2009
Yo maté a mi madre, 2009.

Con este guion cruel, gracioso y tan exagerado como autorreferencial, escrito por un joven Xavier de 16 años, el director presentó al mundo su talento actoral, su estética tan particular, su sensibilidad y, principalmente, los temas que lo inquietan y lo acompañaran a lo largo de toda su filmografía: la soledad, la incomprensión, la homosexualidad y las madres.

Desde Facebook
- publicidad -