Con producción de Ryan Coogler (Pantera Negra) y Charles D. King (Sorry to bother you), Warner Bros. presentó el tráiler de la película sobre la vida y el asesinato de Fred Hampton. En una conferencia de prensa virtual, los responsables del film hablaron sobre cómo fue el proceso y lo que significa en la actual coyuntura

Los responsables del film brindaron un panel virtual a través de Zoom

«Ryan Coogler me llamó a las tres semanas del éxito de Pantera Negra, y los tres somos parte de una coalición de artistas que también somos activistas preocupados por la comunidad», contó el productor Charles D. King, creador de la empresa MACRO, mediante la cual se apoyan proyectos con «voz y perspectiva de las personas de color», según puede verse en su página oficial. En el marco del seminario «Donde hay gente, hay poder», los realizadores de Judas y El Mesías Negro dieron detalles de lo que será una de las apuestas fuertes de Warner Bros. en el mercado del cine, con claras aspiraciones en la carrera hacia los Óscar. En dicho evento, también estuvieron presentes el productor Ryan Coogler (Creed), el director y guionista Shaka King, y Fred Hampton Jr, hijo del legendario referente de la agrupación política Panteras Negras, sobre quien se basará la cinta.

Con la excusa de presentar el tráiler oficial de la película que encabezarán Daniel Kaluuya y Lakeith Stanfield, que ya habían coincidido en el reparto de ¡Huye! hace algunos años, se organizó una panel virtual en el que los responsables contaron las sensaciones de de ser parte de un proyecto tan ambicioso como crítico. La trama se centrará en los días como militante de Fred Hampton (Kaluuya), hasta ser traicionado por uno de los miembros del partido, William Oneal (Stanfield), que tras negociar su libertad condicional, comenzó a operar como espía del FBI brindando información que terminó derivando en la muerte de una de las figuras revolucionarias más importantes de la década del 60.

«Para mí empezó con la intención de lo que queríamos transmitir. Mostrar no sólo la perspectiva de Fred Hampton sino también incluir a William Oneal, hacerlo un personaje de la película. Solemos juzgar las dos posturas, y la mayoría de la gente se ubica en un punto medio entre ambos. Queríamos hacer una película que haga que la gente se pregunte con quién se identifica más. Haciéndola me encontré preguntándome yo mismo dónde estaba parado», contó el director y guionista, Shaka King, que desde un comienzo quiso que Fred Hampton Jr. estuviera presente en la gestación del film para ser lo más fieles que fuera posible a la realidad. «Soy un revolucionario», repite una y otra vez Hampton en el tráiler, donde también se filtran algunas de las frases más potentes de este militante por los derechos de los afroamericanos como «pueden asesinar a un defensor de la libertad, pero no pueden matar la libertad». En este sentido, fue el propio Coogler el que tomó la posta y respondió una de las preguntas del público en relación con la fuerza del mensaje: «Para mí la cita es muy poderosa porque es totalmente verdad. Lo que pasaba con Fred Hampton es que cada cosa que él decía era la verdad, decía verdades universales, tan astutas que no te dabas cuenta. Te dejan pensando en cómo no se te ocurrieron antes».

El legado de Hampton sigue vigente, aún después de tantos años, y esto fue algo que se repitió en varias oportunidades durante la exposición. «Mucha gente responsable de esto sigue viva, sus ideas siguen difundiéndose, esas ideas por las que Fred Hampton peleaba para que se terminaran. El hecho de que estemos acá hablando de él, y que esté su hijo presente, hablando de esas verdades universales, demuestra esto que digo. ¿Cómo se reflejan en la actualidad? Seguimos teniendo la misma pelea, el mismo sistema», sentenció Coogler, conocido por dirigir Pantera Negra -casualmente- y Creed. En la misma línea, Fred Hampton Jr., quien hoy encabeza el movimiento Black Panther Cubs (Los cachorros de las Panteras Negras), aseguró: «(La película) abre el debate de la idea de que la comunidad afroamericana no es digna de ser perseguida, asesinada, de tener presos políticos; dar a conocer esto es muy importante. Poner esto en contexto que esto sigue siendo así. Sé que el término ‘revolucionario’ se puede volver un cliché, pero Fred Hampton era un revolucionario al servicio de la gente. Es un Pantera Negra de cuerpo y alma, que estuvo dispuesto a pagar el precio más alto por esto».

El 4 de diciembre de 1969, con tan sólo 21 años, Fred Hampton era asesinado luego de que el FBI irrumpiera en su hogar. La brutalidad policial contra los afroamericanos se cobraba otra vida. Sin embargo, a pesar de haber sido uno de los grandes referentes políticoculturales del siglo XX, no todo el mundo sabe la historia del líder de Las Panteras Negras. «Conocía algo, pero no tanto como debería», aseguró el productor Charles D. King, quien se reconoció fan del trabajo de Shaka King y se sintió «honrado de que me inviten a ser parte». En este contexto, contó que hace 5 años, crearon la productora MACRO con la idea de «contar historias de realizadores brillantes como Shaka, sobre gente interesante que hay que conocer, como Fred Hampton» y que por eso se embarcaron a financiar Judas y El Mesías Negro. «Pensamos que es una historia que crea puentes, al mismo tiempo que entretiene. Es una historia mundial, hay oprimidos en todo el mundo, y que gente en todo el mundo va a poder sentirse identificada, sobre todo por la forma en la que Shaka la cuenta, de forma tan atractiva», sostuvo.

Más allá de todo financiamiento, el proyecto nació de la cabeza de Shaka King, que entre sus créditos contaba con la dirección de dos capítulos de High Maintenance. «El casting fue bastante intuitivo. Lo conocía a Daniel Kaluuya y recuerdo haberle dicho a Ryan Coogler, que había trabajado con él en Pantera Negra, que para mí él tenía que interpretar a Fred. Nos puso en contacto, y ahí lo confirmé. En mi investigación noté que la presencia de Fred, en los discursos que daba, tenía como una combinación entre un espíritu joven y un alma vieja. Daniel tenía esas cualidades. Ni hablar de las posturas políticas que tiene más allá de ser un artista», aseguró, al tiempo que contó que Lakeith Stanfield era alguien con quien quería trabajar desde hace un tiempo y le propuso interpretar a William Oneal. «Oneal era un personaje que tenía que ser un villano complejo y Lakeith lo hizo de la mejor forma posible. La película explora qué tipo de persona es la que toma ese tipo de decisiones». En la misma sintonía, Charles D. King agregó: «William Oneal era un oportunista y se convirtió en un informante para el FBI. Esa información que dio, esa vigilancia del partido, fue usada para el asesinato de Fred Hampton. Ves a William Oneal, el nivel de complejidad como persona, y ves que el trabajo de Lakeith Stanfield es extraordinario. La película muestra un poco qué pasó con él después del asesinato. Creo que hay mucho que puede identificarse con cosas que vemos y experimentamos hoy en día, cuando la gente es manipulada por el sistema y eso es parte de lo que pasó, desde mi punto de vista, con William Oneal».

Sobre el final de la charla, Fred Hampton Jr aprovechó para reforzar el concepto que se buscó desde un primer momento en el que se gestó este proyecto: «Fred Hampton y el partido eran revolucionarios, continúan siéndolo. Mucha gente no pudo conocer a este modelo a seguir real dentro de la comunidad, el impacto que tuvo. Buscamos formas nuevas de que su legado siga conociéndose, usamos modelos y arenas diferentes para hacerlo». Aún sin fecha de estreno confirmada, la película será uno de los estrenos de peso de Warner en el 2021.

Desde Facebook
- publicidad -