La actriz habló de la nueva ficción que este lunes llegará a AXN y se basa en la serie de novelas que inspiró El coleccionista de huesos

Hablar de El coleccionista de huesos implica recordar esa película de 1999 que Angelina Jolie y Denzel Washington protagonizaron. Pero lo que muchos quizás pasan por alto tiene que ver con la serie de libros que inspiró a esa ficción, que este 2020 vuelve recargada con producción propia en la pantalla de AXN, este lunes a las 23.

Se trata de Lincoln Rhyme, que con Arielle Kebbel a la cabeza comenzará a emitirse para la región buscando ganarse el corazón de los amantes del policial clásico. En esta oportunidad, después de ver cómo el prestigioso criminólogo forense Lincoln Rhyme (Russell Hornsby) queda postrado en una cama tras un accidente casi fatal, Amelia Sachs (Kebbel) tomará la posta como su aprendiz, intentando descubrir de una vez por todas a este asesino serial conocido como El coleccionista de huesos».

De cara al estreno de la serie cuya primera temporada cuenta con 10 episodios, hablamos con Arielle Kebbel sobre cómo fue ponerse en los zapatos de esta detective, así como también del legado que toma de la película estrenada 20 años atrás. «Es una serie para ver desde el sillón e intentar resolver el caso», aseguró la actriz.

¿Volviste a ver la película para construir a tu personaje o de qué manera lo encaraste?

Era muy fan de la película de Denzel Washington y Angelina Jolie. Antes de la audición vi algunas escenas como para tener alguna idea en mi cabeza. También estaba al tanto del libro. Para mí era importante honrar a la Amelia que estaba establecida, que la gente la viera y la recordara como era, pero que también se embarcaran en un viaje conmigo y mi versión del personaje, 20 años más tarde en una serie de televisión. Fue interesante tener algo sobre lo que basarme y después poder crear algo nuevo.

¿Qué sería lo que caracteriza a tu interpretación?

Esta Amelia tiene ansiedad, estrés postraumático; está rota porque perdió a su padre. En este caso veremos cómo influye todo esto en su forma de actuar cuando tiene que resolver algo. Es muy dura. Sentí una conexión con ella cuando leí el guión, antes de la audición, la entendía. Tenía que ser ella. Todos los días llamaba a mi agente para preguntarle si sabía qué había pasado con mi papel. Es muy fuerte en el exterior pero por dentro tiene un montón de heridas. Es fuerte no porque elige no sentir, sino porque se hace cargo de ese dolor todo el tiempo, pero le permiten hacer las cosas que hace. Esas debilidades la hacen fuerte.

¿Con quiénes hablaste para darle forma a Amelia?

Quise prepararme con policías mujeres y no hombres, así que tomé algunos cafés con ellas. Quería saber cómo las trataban en la fuerza, cómo era cuando tenían que perseguir a alguien. ¿Las tratan como iguales? ¿Las amenazan? ¿Las acosan? Quería saber cómo era emocionalmente todo eso.

Desde Facebook
- publicidad -