En el día de la fecha, el oscarizado actor británico está cumpliendo 63 años y qué mejor homenaje que recordarlo a través de sus papeles más icónicos

Daniel Michael Blake Day-Lewis nació en Londres el 29 de abril de 1957 y fue naturalizado como irlandés en 1993. Criado bajo el seno de una familia de artistas, tuvo la oportunidad de estudiar en la prestigiosa Escuela Teatral Old Vic de Bristol, logrando su debut cinematográfico en 1982 con la oscarizada biopic “Gandhi” de Richard Attenborough.

Dueño de un estilo único e implacable, reconocido por llevar a cabo un puntilloso escaneo de sus personajes, Day Lewis es considerado como un actor de método, dado su nivel de compromiso tanto físico como emocional. Algunas de las anécdotas que dan cuenta de ello, refieren a su papel en la película “Lincoln”, para el cual exigió un año previo de preparación y leyó más de cien libros acerca del ex mandatario estadounidense. Lo mismo sucedió en el caso de “El hilo fantasma” donde aprendió a coser tal como su personaje lo exigía.

Elegido por cineastas de la talla de Steven Spielberg, Paul Thomas Anderson o Martin Scorsese, Daniel Day Lewis es un actor con talento y prestigio de sobra, cuya excelencia y profesionalismo se ven materializados a través de la gran pantalla. Considerado como uno de los mejores actores del mundo, cuenta en su haber con tres premios de la Academia que le otorgaron un merecido reconocimiento por sus papeles protagónicos en “Mi pie izquierdo” (1989), “Petróleo sangriento” (2007) y “Lincoln” (2012).

En el 2014 fue condecorado con el título de “caballero” por reconocimiento de la reina Isabel II, gracias a su aporte dentro del mundo de las artes interpretativas. Desde 1996 está casado con Rebecca Miller (hija del dramaturgo Arthur Miller) y tiene dos hijos junto a ella, sumado a su hijo mayor que es producto de una relación anterior con la actriz Isabel Adjani.

En la actualidad, vive apartado en una granja ubicada en el condado de Wicklow en Irlanda, ya retirado oficialmente del mundo actoral, cuya despedida se dio en el año 2017 con la película “El hilo fantasma” de Paul Thomas Anderson.

En la tranquilidad de su hogar familiar, dedica sus días a otra de sus grandes pasiones que es la carpintería. Mientras esperamos que el tiempo lo haga cambiar de opinión y contemos nuevamente con el placer de verlo en la gran pantalla, hasta el día de la fecha contamos con multiplicidad de trabajos memorables de los cuales hemos seleccionado sólo algunos que forman parte del espectro de sus actuaciones más versátiles. Ustedes cinéfilos, ¿cuáles agregarían?

1-Mi pie izquierdo-Jim Sheridan (1989)

Basada en la autobiografía homónima de Christy Brown, narra la vida de este personaje aquejado por una parálisis cerebral que le impide tener movilidad propia, pero que sin embargo no lo limita a manifestar su comprometido sentido del arte a través de la creación de poesías y principalmente obras pictóricas, siendo éstas últimas realizadas gracias al accionar de su pie izquierdo. Esta película le valió su primer premio de la Academia como mejor actor protagónico.

2-En el nombre del padre-Jim Sheridan (1993)

Basada en uno de los escándalos judiciales del Reino Unido  conocido como “los cuatro de Guildford”, donde algunos personajes incluido Gerry Conlon (Daniel Day Lewis) fueron injustamente condenados por un crimen que jamás cometieron.  Gerry fue enviado a prisión junto con su padre Giuseppe (Pete Postlethwaite) quien en apariencia vulnerable, demostró tener una fuerza interior inusitada que lo ayudó a sobrellevar el contexto desfavorable de la prisión y el escarnio público. Gerry cuenta con la ayuda de la abogada Gareth Peirce (Emma Thompson) quien luchará incansablemente por sacarlos de prisión y limpiar sus respectivos nombres.

3-Pandillas de Nueva York-Martin Scorsese (2003)

Basada en el libro “Pandillas de Nueva York” de Herbert Asbury publicado en 1928, narra el enfrentamiento entre dos pandillas bien delimitadas entre los grupos nativos de Nueva York, liderados por Bill el carnicero (Daniel Day Lewis)  y los inmigrantes irlandeses denominados “los conejos muertos” liderados por Amsterdam Vallon (Leonardo DiCaprio). El conflicto se desata al interior del barrio neoyorkino de los Cinco Puntos, en pleno contexto de la inminente Guerra de Secesión y dentro de los Disturbios de reclutamiento desarrollados en 1863.

4-Petróleo Sangriento- Paul Thomas Anderson (2007)

Basada en la novela “Petróleo” de Upton Sinclair (1927), narra la fiebre petrolera que emerge a principios del siglo XX  en la frontera de California, donde un empobrecido minero llamado Daniel Plainview descubre un prolífero yacimiento de petróleo que se hallaba en las profundidades de un desconocido pueblo llamado Little Boston. El ascenso de Plainview como nuevo magnate petrolero, trae aparejadas enormes consecuencias en la naturaleza de su carácter consumido por una exacerbada ambición. En simultáneo, mantiene reiterados enfrentamientos por cuestiones religiosas y monetarias con la figura de Eli Sunday (Paul Dano), un predicador igual de desalmado que nuestro protagonista. Esta actuación le valió a Day Lewis su segundo premio de la Academia.

5-Lincoln-Steven Spielberg (2012)

Drama histórico que narra los últimos meses de vida del presidente Abraham Lincoln (Daniel Day Lewis) quien hacia el final de la Guerra de Secesión Norteamericana en 1865, busca incansablemente que fuera aprobada la Decimotercera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, aquella que  abolía definitivamente la esclavitud y la servidumbre involuntaria. La excelente caracterización de Day Lewis y el enorme parecido físico que lograron gracias al maquillaje le valieron su tercer premio de la Academia.

Bonus Track: El hilo fantasma-Paul Thomas Anderson (2017)

Película que narra la vida del modisto inglés Reynolds Woodcock (libremente inspirado en Balenciaga), aquel encargado de realizar pequeñas obras de arte materializadas en sus magníficas vestimentas. Con la ayuda de su hermana Cyril (Lesley Manville), mantienen a flote un taller de alta costura y amplio renombre en pleno contexto de una Londres de posguerra. Reynolds selecciona puntillosamente a sus clientas, todas pertenecientes al mundo de la realeza, artistas de renombre o miembros de la socialité europea. Su vida personal está marcada por la entrada y salida de mujeres que no logran alterar su existencia hasta que conoce a la joven e inocente Alma (Vicky Krieps), quien se transformará en su musa y amante.

Desde Facebook
- publicidad -