Boon Joon Ho, el director de la exitosa película coreana, cumplirá uno de sus grandes objetivos como cineasta.

Parasite todavía no se estrenó en todos los países previstos y ya recaudó 126 millones de dólares y se encamina para el Oscar (está entre las diez finalistas para optar al Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa).

Ahora, Boon Joon Ho quiere aprovechar el éxito de la cinta para cumplir otro de sus sueños: rodar en blanco y negro. Bon prepara una versión de la película sin color que se presentará en la próxima edición del Festival Internacional de Cine de Rotterdam, que arrancará el próximo miércoles 22 de enero y se prolongará hasta el domingo 2 de febrero.

Sin embargo, no es la primera vez que el surcoreano prueba esta técnica con alguno de sus títulos. Ya lo hizo en 2009 con la impecable ‘Mother’ y definió la experiencia como “un salmón nadando río arriba”. Según Joon Ho, con este formato se recupera la “esencia pura del cine”. Algo que descubrió tras ver ‘Nosferatu’, dirigida por F. W. Murnau en 1922.

¿La vemos de nuevo, cinéfilos?

Desde Facebook
- publicidad -