El domingo 17 de noviembre se estrenó la tercera temporada de The Crown y además de un elenco totalmente renovado, los nuevos episodios están repletos de acontecimientos históricos que causan fascinación e intriga. 

¿Qué de todo lo que vemos en la serie es realmente cierto? Capítulo a capítulo vamos a ir develando material fotográfico y datos, para analizar qué ocurrió en la vida real y qué son licencias ficcionales. 

Hoy comenzaremos con el episodio 2, “Margaretology”, uno de los que más revuelo causó, debido a que muestra a una princesa Margarita totalmente descontracturada, en su visita a los Estados Unidos, y a quien se le encarga una misión casi imposible en la Casa Blanca.

ALERTA SPOILER *si todavía no viste la temporada 3 te recomendamos que guardes este artículo para más tarde. 

La vida de dos hermanas cambia por completo cuando a la mayor de ellas se le comunica que deberá tomar el mando de reina de Inglaterra. La relación entre ellas se ve afectada por completo a partir de ese momento y se torna de lo más competitiva. Ninguna ocupa el lugar que alguna vez soñó tener y ambas desean ser la otra. 

Así transcurre el segundo capítulo de la tercera temporada de The Crown en el que la princesa Margarita es el centro de atención, ya por su excéntrica forma de vivir y en cómo eso influyó en su viaje a los Estados Unidos.

La serie vs lo que realmente pasó

Efectivamente, Gran Bretaña estaba pasando un mal momento económico y perdía influencia como potencia mundial. Y el hecho de que nunca se hiciera efectivo un apoyo a Estados Unidos durante la guerra de Vietnam, provocó que la relación entre ambos países fuera un tanto complicada durante la época. Lo que NO está comprobado es que la reina Isabel II le escribiera una carta a su hermana pidiéndole que asistiera a la Casa Blanca en  una misión exclusiva para salvar al país de un futuro colapso financiero.

La cena se realizó el 17 de noviembre a las 8 p.m. en la Sala de Estado de la Casa Blanca y según el The New York Times de la época, hubo un total de 140 invitados, entre ellos Ted Kennedy, Kirk Douglas, Henry Ford, George Hamilton y varios miembros de la familia Rockefeller. Ninguno de estos personajes son mostrados o mencionados durante el capítulo. 

Un agregado para los amantes del gossip histórico, hay fotos del menú que se sirvió esa noche. El aperitivo fue un pompano atlántico, traducido para los mortales un pescado con almendras. Primer plato, pichón asado, alcachofa con puré de verduras y palmitos. Ensalada con queso brie. Y como postre, glaseado de praliné. 

Poco se sabe sobre la veracidad de los dichos de Margarita sobre el difunto presidente J.F.K. durante la cena, y que podemos ver en la serie. Pero lo que sí sabemos es que tanto Margarita como Johnson se elogiaron mutuamente toda la noche.

El presidente citó una frase de Mark Twain: “He viajado más que nadie y he notado que incluso los ángeles hablan inglés con acento”. Y agradeció la amistad de la princesa y Snowdon.

Y por su parte Margarita felicitó a la pareja por su aniversario de casados y agradeció la hospitalidad recibida por el país durante su estadía, “nos conmovió mucho y nos hará llegar a casa superlativamente felices” dijo en su brindis.

La escena de Helena Bonham Carter (princesa Margarita) y Clancy Brown (presidente Johnson) bailando también ocurrió tal y como la vemos en la serie. El tema que sonaba era  “Everything’s Coming Up Roses”. Lord Snowdon, bailó al compás del rock´n roll y según el The New York Times, la princesa fumó pipa, hubo muchas risas y todos se divirtieron en un ambiente muy relajado.

De los concursos de rimas subidas de tono y las canciones junto al piano, nada se sabe. No hay artículos escritos sobre el tema. Pero fue un lindo y divertido recurso ficcional que le aportó un toque de color a lo que era la personalidad de la princesa. 

En la próxima nota, analizaremos los hechos ocurridos en el capítulo 3, “Aberfan”.

Desde Facebook
- publicidad -