El actor que interpreta a Gordon en la serie de HBO habló sobre las posibilidades que cree de que haya una nueva temporada y de por qué fue tan bien recibida por los espectadores

Hace una semana que Big Little Lies llegó a su final en la pantalla de HBO y todavía seguimos procesando ese final. Si bien la historia presentada en esta temporada tiene un cierre, quedan varios hilos abiertos que podrían ser retomados en una eventual nueva entrega. Sin embargo, no parece que esa sea, de momento, la ruta que tomen los productores.

Pensando en que la ficción nació del libro homónimo y agotó sus páginas en la primera temporada, ya que fue pensada como miniserie, el haber visto 7 episodios más debe ser visto como una excepción. Con el visto bueno de la autora, Liane Moriarty (y su creatividad también), la novela se expandió por una segunda entrega, quizás no tan jugosa como la inicial.

Uno de los protagonistas de ambas temporadas, con un rol bastante secundario, teniendo en cuenta que el peso de la historia cae sobre las 5 de Monterrey, fue Gordon. Interpretado por Jeffrey Nordling, este personaje es el esposo de Renata (Laura Dern), que en la segunda entrega tuvo una participación de mayor peso, después de que saliera a la luz un fraude cometido que evaporó el dinero de los Klein. “Es un proyecto soñado, ir a trabajar todos los días y trabajar con Laura Dern no está nada mal. La pasé muy bien en las dos temporadas. Me encantó trabajar con Jean Marc-Vallée (director de los episodios del 2017). Con Andrea Arnold (responsable de los capítulos del 2019) fue diferente, pero también lo disfruté”, aseguró Nordling.

¿Cómo llegaste a la serie? ¿Habías leído el libro?

Audicioné, para el rol de Nathan, que terminó siendo para James Tupper, y después me llamaron para leer el papel de Gordon, volví. Esperé un tiempo y de repente, todo sucedió. Había leído la novela, pero ahí el personaje es muy distinto, es muy secundario, petiso y pelado. Creo que David Kelley (el showrunner) tomó algunos elementos suyos y de ahí construimos el personaje.

La primera temporada abarca todo el libro, ¿cómo fue el desarrollo de la segunda entrega?

Liane le dio una estructura a David, que consistió en traer a la suegra de Celeste al pueblo, con toda la lucha por la custodia de los chicos. A partir de ahí, David hizo lo que mejor sabe hacer: escribió 7 libretos excelentes.

En la primera temporada la relación con Renata es genial, son un matrimonio feliz. Por eso me puso muy triste que en la segunda todo se desmorone, no quería que terminara así.

¿Qué podés contar del rodaje con Laura Dern? La última escena que comparten hay un nivel de agresión…

Amo a Laura Dern, es una de las grandes actrices que tenemos. Es muy divertido trabajar con ella, nunca sabés qué va a pasar y terminás jugando. Esa escena en particular en la que pierde la cabeza fue agotadora, lo tuvo que hacer un montón, porque la rodamos una y otra vez. Es genial ver a una actriz de su calibre trabajar así.

Si bien son familias de clase alta, cualquiera conecta con los personajes. ¿Por qué creés que se da así?

Porque el dolor es universal. Estos personajes viven sus vidas con mucho sufrimiento y eso trasciende todo, la economía, la clase social, todo.

Se tratan temas muy duros, como la violencia, los abusos, la familia, todo con mucho cuidado. ¿Qué pensás de la forma en la que se encaran estos tópicos en Big Little Lies?

Es increíble. Lidiamos con estos temas tan oscuros, pero de alguna forma termina siendo una comedia, una comedia muy oscura. Pero creo que es lo que hace que la serie resalte. A veces te desespera ver lo que pasa con Celeste pero al rato estás riendo a carcajadas. No es fácil lograr eso.

¿Cómo fue trabajar con Meryl Streep? ¿Qué aportó su personaje?

Es una de las mejores actrices del planeta, una lástima que no me tocó compartir escenas con ella. Sí estuve en el set y es un placer verla intentar hacer distintas cosas. Cada toma era diferente, estaba muy comprometida.

Al principio Mary Louise parece una persona tímida, pero después te das cuenta de que es un monstruo. Aunque no tanto, porque entendés por qué lo hace, y eso es lo que le aporta Meryl. No era una suegra malvada porque sí.

¿Veremos más temporadas?

No lo sé, si escuchás algo, avisame. Es muy pronto para hablar de eso pero lo dudo porque esas mujeres están muy ocupadas. Pero veremos. Acaba de terminar, y estamos disfrutando eso.

Desde Facebook
- publicidad -
Compartir
Artículo anteriorTenemos el primer avance de “Zombieland 2”
Artículo siguienteLo que se viene en agosto por HBO
Convencido de que quería ser periodista desde que tengo 15 años, me vine a La Plata desde Bahía Blanca donde terminé de curtir mis gustos. Con la cara de piedra como bandera y la manija como cualidad característica, estoy encantando de poder hacer esto que me apasiona. Me gusta más el Jim Carrey dramático y para mí es una obligación que hayan visto Perros de la Calle y Pulp Fiction.