Roma es una de las ciudades más fascinantes del mundo, con más de 3000 años de historia, y vinimos a comprobarlo.

Gran parte de su encanto fue mostrado en el cine, donde nunca terminan de utilizar sus imponentes locaciones para contar grandes historias en la pantalla grande. La Capital de Italia se caracteriza por su belleza y fue escenario de grandes clásicos del cine como La Dolce Vita de Fellini Vacaciones en Roma, ganadora de tres premios Oscar y protagonizada por Audrey Hepburn. 

La Dolce Vita, del italiano Federico Fellini, es una de las películas más conocidas de Roma. Su escena más romántica y recordada es aquella en la que Anita Ekberg se mete vestida en la monumental Fuente de Trevi, seguida de Marcello Mastroianni. Algunas curiosidades del rodaje:  La escena de la Fontana Di Trevi, se hizo en las frías noches de marzo. Anita Ekberg rodó durante horas con su vestido mientras que Mastroianni, además de pedir un traje de buceo para ponerse bajo la ropa, se tomó ¡una botella de vodka, para entrar en calor.  Fellini tuvo el imprevisto del color del agua de la fuente: Como estaba sucia, no lograba el color que el quería. ¿Cómo lo resolvió? echando en el agua un colorante que se utilizaba en caso de aterrizajes de emergencia de aviones en el mar. 

La Gran Belleza es una de las películas más actuales que muestran Roma en todo su esplendor. De todas sus locaciones, el Río Tiber es una de las más importantes, donde el protagonista pasea junto al río y admira la Basílica de San Pedro. Además, visita el Plazzo Spada con su galería y cruza el puente Umberto I hacia Vía Veneto.

Como mencionamos anteriormente, otra película que permite conocer a la perfección Roma a través de sus escenas,  es sin dudas, Vacaciones en RomaLa película de William Wyler, rodada en 1953, cuenta la historia de la princesa Anna, interpretada por Audrey Hepburn, una princesa de un país del este de Europa que en un arrebato huye de sus obligaciones y pasa un día y medio descubriendo la ciudad eterna de la mano de Joe Bradley, un periodista interpretado por Gregory Peck, que trata de conseguir la exclusiva que relance su carrera.

Una de las escenas emblemáticas de la película ocurre en Plaza España, donde la princesa come uno de los típicos helados romanos en sentada en la escalinata donde el periodista la encuentra y, ahora sí, conociendo su identidad y sin revelarle su oficio, se ofrece a enseñarle la ciudad.

A Roma con amor de Woody Allen, es una comedia que cuenta la historia de cuatro personajes de la ciudad, incluyendo a un cantante de ópera que sólo puede cantar en la regadera, una prostituta y muchos turistas norteamericanos. Algunas de sus locaciones son La Fuente de Trevi, la estación de trenes, la Plaza Campo Dè Fiori y el Caffè della Pace, cerca de la Plaza Navona, que actualmente se encuentra cerrado.

En este viaje, tuvimos la suerte de dar con un Hostel que tiene todo lo necesario para un cinéfilo. Si seguís a Cinéfilos porque siempre confiaste en nuestras recomendaciones, anotá pasar al menos una noche en The Yellow Hostel cuando vengas a Roma. Tiene la mejor atención, el lugar es muy cálido, tiene decoración bien cinéfila y, además, una excelente ubicación que nos permite recorrer de forma práctica todas las locaciones que vinimos a conocer.

¿Cuál es la escena filmada en Roma que más recuerdan?

Desde Facebook
- publicidad -