Luego de un exitoso paso por el Festival de Cannes, “Burning” no solo se ha llevado el apoyo de los fans de Chang-dong, sino que también los elogios de los críticos de cine de todo el mundo.

De esta manera se convierte en la apuesta segura de Corea del Sur para competir como mejor película extranjera en los premios de la Academia, algo inédito en la historia cinematográfica surcoreana.

Es la primera película de Chang-dong en ocho años y junto al guionista Oh Jungmi escribieron “Burning” en base a un cuento corto del escritor japonés Haruki Murakami, publicado en 1992 llamado “Barn Burning”.

 ¿De qué va?

La película cuenta la historia de Jong-su (Yoo Ah-in), un joven que no le encuentra sentido a su existencia, hasta que se encuentra con una ex compañera de clases, Shin Hae-mi (Jeon Jong-seo), una hermosa mujer que volteará su mundo de cabeza y que le pide que cuide a su gato mientras se va de viaje a África. Cuando Shin regresa está acompañada de Ben (Steven Yeun), un seductor y misterioso millonario, quien se describe a sí mismo como un hombre que nunca llora y algo pirómano. La verdadera intriga llega con la desaparición de Shin, es aquí cuando Jong-su comienza a sospechar que Ben tal vez guarda más oscuros secretos.

Resultado de imagen para Steven Yeun burning

Los fanáticos de Murakami no esperan un thriller convencional y la visión del director sobre su material de inspiración, a la fecha, es una de las adaptaciones más fidedignas de las obras del escritor. No solo estos factores convierten a “Burning” en una de las películas más brillantes de 2018, las destacadas interpretaciones de Yoo Ah-in, Jeon Jong-seo y sobre todo la de Steven Yeun (Glenn de The Walking Dead) como un retorcido Gatsby colocan todas las piezas en su lugar para crear el thriller más creativo del cine coreano.

“Burning” se estrenó el pasado 26 de octubre en Estados Unidos, fecha clave para entrar en la temporada de premios, se espera que llegue a mediados del verano en Latinoamérica. 
Mirá el trailer:

Desde Facebook
- publicidad -