El 27 de septiembre llega a Argentina la película dirigida por Álvaro Brechner, protagonizada por el Chino Darin, Antonio de La Torre y Alfonso Tort.

Este jueves 27 de septiembre se estrena en Argentina una película tan atrapante como emocionante. Este largometraje dirigido por el uruguayo Álvaro Brechner tuvo su estreno mundial el durante el Festival de Venecia, donde fue ovacionada de pie por más de 25 minutos; recientemente fue ovacionada en San Sebastian y seleccionada por Uruguay para ser representante en los premios Oscar y Goya. Aquí te explicamos porqué fue tan grata su repercusión y te damos 5 motivos para que no te pierdas este film encantador.

  1. La historia

Brechner es el director y el escritor de ésta historia que se centra en Uruguay en los ’70. La película nos muestra la vida de tres personajes que fueron apresados bajo la dictadura militar, pero un día su cárcel es intervenida y los presos Tupamaros son tomados como rehenes. Aislados del mundo por 12 años, a través de la pantalla podemos vivenciar sus momentos de soledad, tortura y sufrimiento. Es una historia tan desgarradora como emocionante, donde será difícil que no se te caiga una lagrima.

  1. Escenografía

Las escenografías utilizadas para el rodaje son la clave de esta película. La composición de cada una de las celdas donde estaban encerrados los protagonistas nos da el clima perfecto para comprender su historia. Se puede sentir la soledad con un solo pantallazo. La fotografía y los colores fríos nos adentran en esta triste historia generando una empatía aun mayor con los personajes. Cada detalle es importante para ambientar cada lugar como un espacio del que no se puede escapar, donde la tortura reina y no hay luz de esperanza.

  1. Diálogos

Al igual que la escenografía, los diálogos son precisos y claros. El lenguaje utilizado es cruel y frio. No tiene reflexiones complicadas, Brechner fue muy concreto para lograr un punto. Por muchos momentos de la película, no existen diálogos, lo que nos brinda también la sensación de soledad y aislamiento. Específicamente en la historia de un personaje, podemos percibir su estado de locura debido a que tiene constantes diálogos consigo mismo y con personas que no existen. Todo esto sumado a los grandes efectos de sonido y la musicalización del metraje, abordan la historia para hacerla sentir totalmente real y verosímil.

  1. Actuaciones

Alberto de La Torre, el Chino Darin y Alfonso Tort hacen una labor esplendida. La forma en que abordan cada uno de sus personajes nos hace sentir que estamos viendo realmente a las víctimas del sufrimiento. Con la ayuda de otro gran trabajo como es el de los vestuaristas, no solo podemos ver a tres rehenes maltratados, sino que también podemos comprenderlos. Su virtud se centra en las miradas de pérdidas de alguien que carece de esperanzas, sus movimientos corporales nos hacen sentir la debilidad que tenían sus cuerpos, la felicidad que mostraban ante pequeñas cosas como un plato de comida. Los tres representan exactamente lo que se quiere mostrar en la película, y así mismo lo reconocieron los verdaderos protagonistas de la historia, lo que nos lleva al motivo principal de porque hay que ver esta película.

  1. Basada en hechos reales

Todo lo que se viene diciendo en la nota, habla de cómo nos podemos meter en la historia y sentirla aún más real. Pero el tema, es que es real. Todos los hechos ocurridos, si bien aquí son ficcionados, son hechos que ocurrieron bajo la dictadura militar de Uruguay desde 1973 a 1985. Los personajes que podemos ver como nuestros tres protagonistas, son solo pocos de muchos otros que sufrieron las mismas consecuencias por estar en contra de los militares. Álvaro Brechner decidió centrarse en estos tres personajes por la importancia que tuvieron en la historia uruguaya, es que a quienes vemos en la pantalla son el Director del Departamento de Cultura de Montevideo, Mauricio Rosencof, interpretado por el Chino Darin; el senador Eleuterio Fernández Huidobro, por Alfonso Tort; y el expresidente uruguayo José “Pepe” Mujica, papel llevado a cabo por Alejandro de La Torre. Los tres fueron secuestrados una noche por el gobierno militar, una noche que duró 12 años.

Mirá el tráiler de la película que estrena en Argentina el 27/09:

1119 vistas

 

 

 

Desde Facebook
- publicidad -