Debido a la exclusión de Netflix a los Premios Oscar, la plataforma líder de streaming quiere lanzar sus películas en los cines antes de incluirlas en su catálogo.

Todo parte con el estreno de Roma, la película de Alfonso Cuarón producida por Netflix está dando que hablar desde que se vieron sus primeras imágenes, y con su exitosa presentación en el festival de Venecia se confirmó que es una película que debería tener opción a obtener el preciado galardón.

Netflix tiene previsto estrenar los nuevos trabajos de directores como Paul Greengrass o los hermanos Coen, que son las otras que planea llevar al cine antes de diciembre de este año para que ingresen en la competencia.

En caso de concretarse este cambio de políticas, sus películas solamente estarían en cartelera una o dos semanas, lo cual generaría un conflicto con los estándares de las principales cadenas de cines del mundo, que exigen un plazo mínimo de tres meses antes de que las películas salgan a la venta o se distribuyan por streaming.

Resultado de imagen para Paul Greengrass

Para solventar este inconveniente y poder competir con estas tres películas, Netflix, en principio, podría recurrir a salas de cine estadounidenses especializadas en cine independiente como iPic y Landmark, y a los pocos días hacer el estreno en la plataforma. Las salas ya las utilizó previamente con películas como Beasts of no Nation o Mudbound, la cual sí que llegó a obtener una nominación a los Oscar para Mary J. Blige como Mejor Actriz Secundaria.

Si bien la plataforma no dio ningún comunicado al respecto, todo indica que en octubre estrenará el western de los hermanos Coen, en noviembre 22 July, de Paul Greengrass y en diciembre Roma en cines de Estados Unidos y pocos días después estarán online. ¿Imaginas que todos los estrenos de Netflix pasen por el cine?

Desde Facebook
- publicidad -