El expresidente estadounidense es un declarado fan de “House of cards”, tanto que con su esposa Michelle planean dedicarse al negocio audiovisual.

Lo cierto es que el matrimonio acaba de firmar un acuerdo que los compromete por varios años con Netflix, plataforma en la que se dedicarán a producir películas y series.

Barack y Michelle no solamente se dedicarán a producir contenidos sino que también pueden escribir guiones, crear realitys, documentales y otros formatos. Según el convenio que firmaron pueden hasta dirigir sus propias series y películas, así lo comunicaba Netflix en Twitter:

Según anunció el medio New York Times, las negociaciones comenzaron en marzo de este año. Parece que lo que busca el poderoso matrimonio es volverse aún más influyentes. Para hacerlo piensan en temáticas como “historias inspiradoras” de personajes que se han superado a través del esfuerzo y condiciones de vida difíciles. También abordarán temas relativos a la salud, el derecho al voto, la inmigración, el cambio climático y la política exterior. Lo que se dice: una hermosa plataforma de “contenidos”.

Entre los proyectos de los que ya se habla está la producción de un programa en el que Barack oficiará de moderar para debates y análisis de asuntos que tuvieron eje en su gestión de gobierno. Michelle, en tanto, parece que está interesada en la nutrición, las creencias y los valores. Los Obama “siempre han creído en el poder de la narración de historias para inspirar”, explicó el asesor del expresidente Eric Schultz y aseguró también que la pareja se ha dedicado a propiciar “historias de personas cuyos esfuerzos por hacer una diferencia están cambiando silenciosamente el mundo para mejor“.

Según informan, Netflix les ofreció tener un canal propio para que lleguen a través de él y los contenidos que promoverán a los millones de seguidores. Bien saben los Obama que el lenguaje audiovisual es el que hoy construye la realidad y ellos no iban a quedarse afuera.

Desde Facebook
- publicidad -