Se aproxima el verdadero regreso más esperado

En Argentina, el ministerio de Cultura consensuó en el día de ayer con las cámaras, entidades, empresas, asociaciones y sindicatos representativos del sector de exhibición cinematográfica el protocolo general a fin de consignar las medidas de prevención necesarias para reanudar la actividad de las salas y complejos de salas de cine.

Al igual que todas las medidas nacionales tomada por COVID-19, cada provincia solicite el permiso correspondiente a Jefatura de Gabinete que dispondrá, de acuerdo a la fase epidemiologia y a las necesidades sanitarias, para eximir dicha actividad de la disposición que la restringe.

-

Este protocolo general es el resultado del trabajo y la articulación de numerosas agrupaciones representativas junto al Ministerio de Cultura de la Nación, a través de la Secretaría de Desarrollo Cultural,  y la Superintendencia de Riesgos del Trabajo. El mismo establece medidas de protección y de prevención que surgen de recomendaciones de la OMS, el Ministerio de Salud de la Nación y restantes actores competentes.

-

Se alcanza, de esta manera, un consenso general para determinar acciones de prevención y mitigación de riesgos que permitan a los trabajadores desarrollar sus actividades de manera segura, conforme a las previsiones de las autoridades nacionales y locales competentes. Las reglas y/o recomendaciones podrán ser ampliadas o modificadas según los cambios que surjan respecto a la situación epidemiológica y a cualquier otra sugerencia que emane de las autoridades jurisdiccionales.

-

Respecto de las salas, el documento presentado señala que “serán higienizadas y sanitizadas adecuadamente antes y después de cada función”, y que dentro de ellas se establece la ocupación de “burbujas sociales de recreación”. Esto último se refiere a quienes concurren conjuntamente al establecimiento y que no deben integrar -durante la realización del mismo evento- otra “burbuja social de recreación”. “La “burbuja social de recreación”, permite, entonces, compartir un mismo espacio en un ambiente controlado, dado que se mantiene la distancia entre grupos de personas no vinculadas. No podrán ser superiores a 6 personas y estarán conformadas por butacas contiguas”. Sobre la distancia entre butacas ocupadas, se detalla que deberá ser de 1,5 metros a 2 metros, como mínimo.

El uso de tapabocas será obligatorio durante toda la función, solo podrá quitarselo par ingerir alimentos. Además, las salas deberán ser ventiladas entre función y función. Si el cine no cuentan con esa posibilidad se deberán realizar renovaciones por medio de inyección y extracción de aire forzada y/o complementar renovaciones con recirculaciones de aire por medio de sistema de filtrado”, según las pautas definidas por la autoridad jurisdiccional.

De a poco pero más cerca. ¿Contentos cinéfilos?

Desde Facebook
- publicidad -