En la reapertura de los cines de China, algunas salas optaron por poner peluches entre asientos para que se respete la distancia social.

En china, la Administración Estatal de Cine autorizó a las salas de cines que se encuentren en áreas con bajo riesgo de contaminación a reabrir sus puertas a partir del 20 de julio y se tomaron medidas como las de colocar osos de peluche asiento por medio para que se respete la distancia entre personas.

Los primeros en implementarlo fueron los funcionarios del Cine Internacional Zhongying en el Centro Comercial Kaideyi, en Changsha, y para garantizar la prevención y el control de la epidemia, los empleados colocan muñecos entre los asientos para garantizar que se respete el espacio y desinfectan constantemente la sala y los asientos.

¡No vale llevárselos! ¿Qué opinan de este sistema, cinéfilos?

Desde Facebook
- publicidad -