Durante el último mes, diferentes figuras del mundo del cine dejaron sus recomendaciones para disfrutar en esta cuarentena. En este caso, es el reconocido director coreano, Bong Joon Ho, quien ha revelado sus películas favoritas de los últimos tiempos. 

Además de ser un gran director y el último ganador del Oscar con su éxito “Parasite”, Bong Joon Ho se caracteriza por ser un gran cinéfilo con un profundo conocimiento en este campo y con  una perspectiva cinematográfica muy diversa y digna de analizar. Por eso respetamos y debemos prestar atención a cada una de las película de la siguiente lista.

Lola Montes, de Max Ophlus (1955)

Lola Montes de Max Ophuls (1955) - UniFrance

El único  romance elegido por Bong,  llevado adelante por uno de los más reconocidos directores alemanes  hace un recorrido por un mundo  decadente y  a la vez brillante, que esconde en lo profundo una intimidante oscuridad. Es destacada por Bong por su valor cinematográfico. 

The Ballad of Narayama, de Keisuke Kinoshita (1958)

The-Ballad-of-Narayama-1958-di-Keisuke-Kinoshita | Hombres

Otra de sus elecciones es el drama japonés de mitad del siglo pasado. Con una trama similar a Parasite y  siendo una influencia para la misma, la película hace un recorrido por la pobreza, la marginación y la vejez.  Tiene una perspectiva que ronda la idea de la crueldad espiritual encarnada en la historia  de una mujer (Kinoshita)  que está destinada a morir por una tradición que conmueve a sus espectadores. 


The 400 Blows, de Francois Truffaut (1959) 

The 400 Blows (1959) directed by François Truffaut • Reviews, film ...

Este drama francés fue definido por el mismo Bong como  “el debut cinematográfico más bello de la historia del cine”. Esta película, emotiva y conmovedora, es protagonizada por Jean-Pierre Léaud  con  una increíble actuación  sobre la forma en que esta cultura reflexiona sobre  la madurez, el miedo y los dolores existenciales. Además,  no es nada más y nada menos que una de las favoritas de  otro reconocido director: Martín Scorsese.

The Housemaid, de Kim Ki-young (1960)

the housemaid (1960) dir by kim ki-young | Bongs, Nuns

Este drama narra la historia de una empleada doméstica que agrede de manera  cruel  y disimulada a la familia para quien trabaja.  Según Bong,  además de influenciarlo para su película ganadora del oscar, también le otorgó la capacidad para construir una idea sobre el resentimiento, la tensión entre clases y la privacidad vulnerada. “Es un melodrama criminal inspirado en un evento real que Kim leyó en un periódico”,  comentó Bong al Criterion en una entrevista, y agregó “Trata de manera sagaz los deseos sexuales de las mujeres y la sociedad coreana de la época y las clases sociales cambiantes. Hace un gran trabajo al describir eso”.

The Great Escape, de John Sturges (1963)

50 first times #17: The Great Escape (1963) | It's A Stampede!

Una gran película de acción  con Steve McQueen como protagonista. Encarna una tragedia que a la vez lleva a una reflexión sobre la supervivencia; es  por lo tanto, una mezcla de géneros increíblemente desarrollada.

 Intentions Of Murder, de Shohei Imamura (1964)

Intentions of murder, ver ahora en Filmin

Este  thriller sexual es otra de las mejores películas a ojos del director surcoreano. Visibiliza una dura e interesante reflexión  sobre la lujuria, el miedo y la ansiedad por controlarlo todo. Llevada a la pantalla grande por Shohei Imamura, el film concreta un equilibrio entre la perversión  y lo oscuro de la mente.

 The Man Who Fell to Earth, de Nicolas Roeg (1976)

Diane Doniol-Valcroze on Twitter: "The Man Who Fell to Earth (1976 ...

Esta película de Roeg  representa una extraña versión de una visita alienígena con un gran componente de  contenido filosófico. De todas maneras,  la gran atracción  de este film es un Bowie extraordinario, en su debut en el cine.

Fanny y Alexander, de Ingmar Bergman (1982)

Fanny y Alexander, por Eduardo Rojas | HLC - Hacerse la crítica

Este drama histórico de Bergman  abarca un punto de vista profundo y doloroso sobre el sufrimiento humano.  Elogiada por su gran puesta en escena  y actuaciones, llevó al Bergman a una nominación al Oscar como Mejor Director, además de otras cinco  nominaciones. La película obtuvo el premio a la Mejor Película en Lengua Extranjera, Dirección de Arte, Diseño de Vestuario y Fotografía.

A City of Sadness, de Hou Hsiao-hsien (1989)

Why Anyone Who Cares About Taiwan Should Watch "A City of Sadness ...

Bong vuelve a elegir un  drama que, en este caso,  visibiliza los  sucesos sobre el llamado período de Terror Blanco de 1947, en el cual el gobierno de Kuomintang de China mató a miles de intelectuales y disidentes.  Una de las películas más poderosas sobre la  perspectiva contemporánea, dirigida  al genocidio y los crímenes cometidos por el poder. Bong la define, como “un recorrido durísimo por crímenes perdidos en la memoria de la historia”.

Life Is Sweet, de Mike Leigh (1992)

Life Is Sweet Blu-ray Release Date September 18, 2017 (Dual Format ...

Una película que crea una gran y equilibrada relación entre el humor y el dolor. Una increíble e inesperada  visión  sobre el bien y el mal en un  escenario aparentemente cotidiano.

Fargo, Joel y Ethan Coen (1996)

Clásicos en Qubit: Fargo de Joel Coen

Esta película de los hermanos Cohen fue otra de las influencias de Bong para llevar adelante Parasite.  Con el estreno de esta última, muchos críticos señalaron los puntos en común entre ambas películas. Bong se vio interpelado por la perspectiva cínica, dura y humillante de estos directores en esta película, para los momentos más dolorosos de su exitoso film, algo que él mismo admitió.  Dos películas con  una metáfora, cada una a su manera, de la oscuridad de la mente humana.

Cure, de Kiyoshi Kurosawa (1997)

Cure (Kiyoshi Kurosawa, Japan, 1997) – Neatly Arranged Rubbish

Esta película perteneciente al drama policial oscuro y claustrofóbico,  según el director surcoreano, es una de las películas con mayor influencia en su carrera, lo cual es un aporte muy interesante para analizar esta trama sobre una ola de asesinatos, en que los criminales casi ni recuerdan las atrocidades que llevaron a cabo.  Es una  recopilación de imágenes horrorosas  que desconciertan al público desde el primer momento.

 Io Island, de Kim Ki-young (1997)

Io Island (1977) - Backdrops — The Movie Database (TMDb)

Acercándose más a fin de siglo, Bong elige una película signada por un juego de identidades en la que un hombre es acusado de asesinar a un desconocido con su mismo nombre. Con un guión  impredecible y una  asombrosa puesta en escena, la película es definida como una de las mejores de la carrera de su director.

Being John Malkovich, de Spike Jonze (1999)

De la vida de las marionetas: ¿Quieres ser John Malkovich?, de ...

Una película con una visión delirante sobre la identidad  que llevó a cabo el gran debut de Jonze, en una de las historias  más excéntricas del siglo XX.  Una combinación de drama y comedia sobre la visión del dolor que llevó a Bong Joon Ho a definirla como  “una lección de cine existencialista”.

Mad Max: Fury Road, de George Miller (2015)

George Miller demanda a Warner Bros. por 'Mad Max: Fury Road'

Acercándose al cine contemporáneo, Bong recomienda  la reinvención de  George Miller sobre el héroe de la carretera. Una película de acciones definida por Bong de la siguiente manera: “Soy un fanático loco de la película (…) Lloré viéndola cuando los autos son arrastrados hacia la tormenta de arena y la música se intensifica. Sentí que mi alma también se estaba intensificando y los ojos se me llenaron de lágrimas”.

Midsommar, de Ari Aster (2019)

Midsommar": Ari Aster regresa con un culto pagano apocalíptico en ...

Por último, Bong recomienda una de las  películas más polémicas de los últimos años. Un film dirigido por Ari Aster que cruza  los  límites ya impuestos sobre el  género de terror, la película  con una estética asombrosa en un rodaje en el que “el terror no espera la noche” sorprende al público e incluso  al director surcoreano por su versión extravagante  del miedo y los temores  que se esconden  en lo cotidiano. Además, con una gran actuación de Florence Pugh que la lleva a competir por el Oscar como Mejor Actriz. “Conocí a Ari Aster una vez en Nueva York”, confesó Bong a la revista Vanity Fair en 2019 “Es un tipo único, amo su talento “.

Desde Facebook
- publicidad -