El actor interpreta a Daniel Henderson, uno de los aspirantes a conducir el programa más importante de la televisión matutina norteamericana. Se trata de la producción más importante de Apple TV+, con los protagónicos de Reese Witherspoon, Jennifer Aniston, Billy Crudup y Steve Carell

Desde que Apple anunció que estaba preparando su propia plataforma, las miradas estaban puestas en con qué podían llegar a sorprender a un mercado tan saturado de ofertas en las que cuesta mucho elegir y decidir en cuál de todas gastar entre 7 y 10 dólares por mes, aproximadamente. En el caso de la manzana, la noticia llegó acompañada de una serie que de entrada se plantaba como el tanque de la marca, con los protagónicos de Reese Witherspoon, Jennifer Aniston (en su regreso a una ficción desde el final de Friends en el 2004) y Steve Carell.

Todos los condimentos estaban dados, y ni bien se conoció la sinopsis de esta producción, la gran mayoría quedó expectante de cara al 1° de noviembre, cuando tanto plataforma como serie debutaban. La historia se centra en como Mitch Kessler (Carell), un histórico conductor del programa más importante de la televisión norteamericana, es denunciado por acoso, mientras que su colega Alex Levy (Aniston) debe enderezar una nave que no sólo se hunde sino que también parece que la arrastra al fondo con ella. En el medio, aparece la figura de Bradley Jackson (Witherspoon), una periodista aferrada a sus ideales y la ética de la profesión que se encuentra de golpe con la oportunidad de su vida.

En un reparto en el que aparecen actores muy talentosos como Billy Crudup (El gran pez) y Néstor Carbonel (Lost), Desean Terry encarna a Daniel Henderson, uno de los que aspiran a ocupar la silla vacante tras el despido de Mitch. En una historia que muestra la cocina detrás del mundo de las noticias y la puja por el poder, Terry se encontró con la oportunidad más importante de su carrera, sobre la que habló del entusiasmo que le genera ser parte. “Cuando leí el papel, de inmediato me pareció excelente, era increíble. Me dijeron que iban a estar Jennifer Aniston y Reese Witherspoon, pero sinceramente me gustó tanto el papel que no me preocupé por eso”, aseguró.

¿Sentís que hay una presión extra por ser la serie que va como punta de lanza para Apple TV+?

Al ser mi primer trabajo como regular en una serie, no puedo comparar la presión que hay con otras. Seguro que hay mucha, alguien la debe sentir, pero yo no. Sobre todo por la gente a cargo de la historia, Kerry Ehrin, Mimi Leder, Jennifer Aniston, Reese Witherspoon, ellas son excelentes haciendo lo suyo, y han hecho que me sienta muy cómodo. Me pone muy feliz y no diría que siento presión, sino que estoy entusiasmado porque es una plataforma genial. Apple está invirtiendo mucho, no sabemos qué va a pasar con las plataformas pero seguramente será un momento cultural importante cuando veamos lo logrado, así que estamos agradecidos de ser parte de esto.

¿Qué te genera trabajar con actores de la talla de Crudup, Aniston, Carell o Witherspoon?

Están todos en un punto en el que son muy buenos actores, y que pudieron eligir hacer el proyecto, no porque lo necesitan sino porque les interesa. Honestamente, están mostrándome sus mejores versiones.

¿Cómo fue preparar tu personaje y el show que ficcionan?

Como personaje, sentí que sabía quién era Daniel, pero como periodista fue todo un desafío, porque tenía que crear algo muy real. No hablé con nadie, pero cuando rodamos la serie, tenemos un asesor que trabajó produciendo shows como Good Morning America y demás, así que hacemos que el programa sea como si fuera algo real y él nos dice qué hacer. Eso hace que seamos leales a cómo se darían las cosas en un talk show real.

¿Cuánto peso tiene el Me Too en esta producción?

Me gusta contar historias importantes, estar en proyectos con mensajes de peso. Me siento afortunado de que la serie tenga algo tan importante para decir, es un sueño. No sólo por estar en una serie, sino por estar en uno que quiere meterse en la discusión sociopolítica. Es algo por lo que estoy agradecido. Estas mujeres son muy fuertes, haciendo algo que innova, pero que de alguna forma es muy simple. Esta historia se tiene que contar, no hace falta un científico que lo diga, pero hicieron falta mujeres intrépidas para llevarlo adelante. Están dejando todo, me siento agradecido de ser parte del viaje y verlas hacerlo.

¿Qué pensás de la recepción de la serie y qué se puede esperar de lo que viene en la historia?

Me gusta y estoy orgulloso. No podés pretender gustarle a todo el mundo, pero estoy entusiasmado con esto. La gente que empieza a verlo me dice que no puede parar y quiere saber cuándo viene el próximo episodio.

Se vienen grandes momentos tanto para los costados más graciosos como los serios. Creo que esto está levantando la temperatura, está hirviendo y creo que los vamos a dejar en el punto de que van a querer saber qué pasa la próxima temporada, que estamos por empezar a rodar.

Desde Facebook
- publicidad -