El día del estreno de la esperada película de Breaking Bad nos reunimos con ganadores del sorteo y el equipo de Netflix para disfrutarla juntos en el lugar ideal.

La tormenta, que había sido protagonista de la madrugada en Buenos Aires, no impidió que veamos una de las películas que más esperamos en el año al aire libre y con la ambientación necesaria para disfrutarla al máximo.

Nos reunimos con el equipo de Netflix y los ganadores del sorteo que hicimos en nuestras redes sociales en Palermo a celebrar este acontecimiento y, en la puerta del evento, nos recibió el auto de Jesse.

Como recuerdan, en el 2013 vimos el último capítulo de Breaking Bad en donde Pinkman logró escapar de la hermandad aria manejando un El Camino a toda velocidad.

Desde entonces, el auto se volvió sinónimo de la serie, algo que terminó reforzándose de la mano del título del film estrenado este viernes. Hasta las 10 de la noche, el vehículo estuvo estacionado en la puerta del bar porteño, donde todos los que pasaban podían sacarse fotos y verlo en detalle.

También disfrutamos de comida y bebida acorde para la ocasión y, en cinco hileras frente a una pantalla, comenzó la proyección de este epílogo en la historia creada por Vince Gilligan.

Fueron 2 horas y 2 minutos en los que, como si todo hubiera sido planeado, la tormenta se contuvo literalmente hasta el final de la cinta. En ese momento, comenzaron a caer las primeras gotas que no lograron arruinar la jornada. Para mejor, fueron el contexto ideal para seguir disfrutando de la noche en la que pudimos ver por primera vez qué había pasado con Jesse Pinkman.

Agradecemos al equipo de Netflix por este momento tan especial en el que disfrutamos una de las películas que más esperamos en el año, ¿cuál será la próxima?

Desde Facebook
- publicidad -