“No tenía nada que ver conmigo”, dijo arrepentido el actor durante una entrevista.

En el año 2010 se estrenaba Price of Persia: Las arenas del tiempo, la adaptación de una de las más exitosas sagas de videojuegos prometía arrasar las taquillas de todo el planeta, pero como la mayoría de las películas del género se saldaba con un importante fracaso.

Resultado creativo pobre y una taquilla decepcionante par aun filme que incluso su gran protagonista, Jake Gyllenhaal, considera lo peor de su carrera.

Durante una entrevista con ETCánada, Jake dijo: “Aprendí mucho de la película. Ahora trato de ser mucho más cuidadoso con los papeles que cojo. Aquel nunca debí aceptarlo. No encajaba conmigo”.

¿La viste?

Desde Facebook
- publicidad -